viernes, 29 de octubre de 2010

GREETINGS

Un individuo que no quiere ir a la guerra de Vietnam ni de coña, es aconsejado por dos colegas suyos, que le proponen que, o se haga pasar por mariquita, o finja una enfermedad. Esto da pie a un montón de absurdas conversaciones.
La peli, una de las primeras de Brian De Palma y la primera que interpreta Robert De Niro, está considerada, anecdóticamente, como una de las peores películas de la historia. Esta denominación, en absoluto viene a cuento, entre otras cosas, porque el asunto ha venido con el tiempo: En su momento la vieron cuatro gatos, y luego pasó al más vil de los olvidos, pero claro, como es de Brian De Palma, y con Robert De Niro, con los años, y la fama de estos dos, un grupito de críticos, se han tenido que reir de la película (¿Quizás para relanzarla?). Obviamente, se basan en nada, porque el producto es más amateur que profesional, y completamente deudor del Underground que en los USA se hacía en esos años. Y a parte de eso, no creo que la película sea en absoluto mala.
La peli está resuelta a base se conversaciones, una detrás de otra, totalmente surrealistas y no especialmente graciosas, y está envuelta en un alo de “todo vale”, es decir, que se nota mucho que los diálogos están improvisados, y que tampoco importa excesivamente si De Niro mira a cámara compulsivamente. Un par de osadas y (también) surrealistas escenas tórridas, y un montaje con miles de cortes, en planos fijos: las conversaciones, no tienen ni un solo plano contra plano.
Quizás, esta peli ha sido vapuleada, porque no es un De Palma al uso. Aquí se aboga por la espontaneidad y, un poco, la chapuza, la historia no es del todo importante, y si lo es la estética (en este caso una estética del todo undergroud, pero porque es una película underground…) y no por todo el espectáculo mainstream que nos ha ofrecido después, con milimetrados montajes y grandiosas escenas llenas de espectáculo. Pero claro, esto es otra historia, nada que ver con el resto del cine de De Palma, este es del De Palma primerizo y hippie, que si sabía algo de técnica cinematográfica, en esta película, hizo todo lo contrario, y a mi eso, me parece muy grande. Por lo que a mi respecta, esta película me ha gustado y mucho.
No obstante, que crean que es una mala película, no es óbice para que las distintas distribuidoras traten de hacer negocio con ella, por eso, de los cientos de posters promocionales que posee esta película, he elegido dos: el original con el que se estrenó la película, en que Robert De Niro ni aparece en los créditos, y lo que se vende es el concepto “película social y sexual”, y el de una reciente edición en DVD, donde no solo se vende la imagen de De Niro, sino que además nos la venden como si fuera una peli de De Niro actual…. Menuda Jeta. ¿Os imagináis el careto del que pique con esto?

2 comentarios:

REVISTA MALES HERBES dijo...

¡Jojojo!

¡Increible lo de poner que la película es de 1968 arriba a la derecha, casi escondido, en letras bien pequeñas!

Victor Olid dijo...

Si, la verdad que la caratula de dvd, es acojonante!!