jueves, 24 de febrero de 2011

EL VAMPIRO TEPOROCHO

Película para el lucimiento de Pedro Weber, alias “Chatanuga”, famoso cómico Mexicano, cuyo equivalente a lo que tenemos nosotros en España, podría muy bien ser Juanito Navarro, por ejemplo.
Unos científicos, tras toparse con Drácula, deciden extraerle la estaca que tiene incrustada en el pecho, y meterlo en una nave espacial con la intención de enviarlo al espacio para perderlo de vista, pero la cosa sale mal, y acaba estrellándose en México, donde tomará contacto con los ciudadanos, dando lugar esto, a disparatadas situaciones, en teoría divertidas.
Esto es lo que vendría a ser una “Mejicanada”. La verdad es que el asunto de parodiar al conde Drácula, está ya muy visto, y más aún el tema de trasladar al vampiro a un mundo que no es el suyo. En este caso en concreto, se le traslada a los bajos fondos, haciéndose el conde muy amigo de borrachines y calaña barriobajera, siempre desde un prisma desenfadado y para todos los públicos.
Lo de siempre, y no especialmente lúcido, pero se deja ver con interés, por el buen hacer de “Chatanuga” que se desenvuelve en la película de una manera más que peculiar; a saber: o suelta sus diálogos con ingeniosos versos, o le da por imitar acentos, teniendo el actor predilección por el acento ¡Andaluz!, con lo que la chufla y el chascarrillo, están a la orden del día. Ahora bien, la película de ahí no pasa. De hecho, con un principio más o menos prometedor, la cosa finalmente se queda estancada, y lo que en un principio nos parecía gracioso, acaba convirtiéndose en el más absoluto tedio. El abuso se impone, y sabiéndose “Chatanuga” muy gracioso haciendo de andaluz, finalmente cansa.
Chistes sobre Sida (¡Súper oportunos!), miembros amputados y Condorito, no ayudan finalmente, a disfrutar de una comedia, por otro lado, muy simpática.
Dirige y escribe esto Rafael Villaseñor Kuri, que como buen director (y autor) Mexicano, posee una extensa filmografía, en la que, llegados a un punto, se imponen los célebres “home videos”.
Pasable, y tan correcta como prescindible. ¡Ah¡ y sigo sin saber lo que significa “Teporocho”.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola, pues si como tu dices es mala, pero entretenida la película,lo de teporocho se le asigna a aquellos alcoholicos que por su vicio desmedido son rechazados por sus familiares, quedandose literalmente en la calle y conviviendo con otros alcoholicos,pasando despues ha vivir de limosnas que les da la gente o de quienes alguna vez fueron sus amigos.

Anónimo dijo...

hay otra película de vampiros comica mexicana pero por mucho mejor que esta se llama curados de espanto.

Victor Olid dijo...

Ok, gracias compañero. Ahor se lo que es un Teporocho.
Anoto la recomendación!!

Sergio Conde dijo...

la persona que dijo que un teporocho es todo eso que comento, pues de atiro esta muy alejado de las concepciones mexicanas. te comento:

La frase teporocoho viene de una costumbre que se daba en la Merced en la cual, para curar la cruda, vendias te con alcohol, pero lo vendian a 10 centavos y gritaban:"lleve su te por diaz", posteriormente otra persona se puso enfrente vendiendo lo mismo, pero a 8 centavos y de ahi salio lo de "te por ocho" o "teporocho". jajajajaja, el que puso la primera deficinion la puso con tanto sentimiento que el ha de ser eso que define!!!