miércoles, 22 de febrero de 2012

DESDE QUE AMANECE, APETECE

La película española que más veces he visto de las rodadas en el periodo de tiempo comprendido entre 2000 y 2012, es esta. La tengo un especial cariño. Cine español, popular y sin pretensiones, y una rara avis dentro del panorama actual de comedia. Una comedia rodada a la vieja usanza, como se hacían las comedias en los años setenta y ochenta, y prescindiendo en su reparto de niños de papá que se creen – y hacen creer al estúpido público que va a ver esas películas- que son , además de unos grandes actores, unos grandes cómicos. Y cito en concreto a Alberto San Juan y Ernesto Alterio, pues estrenan ahora una comedia, supuestamente muy graciosa, cuyo trailer me ha provocado vergüenza ajena.
En DESDE QUE AMANECE, APETECE, sin embargo, si hay grandes actores y grandes cómicos. No ya por Gabino Diego, sobrevalorado en ambas funciones desempeñadas a más no poder, si no por, y en concreto, Arturo Fernández, haciendo de Arturo Fernández, en una película donde hace lo que le sale de los mismísimos cojones. Porque puede, porque es Arturo Fernández.
Sin ánimo de ser un homenaje a aquel cine, al menos veladamente, cuenta la manida y desfasada historia de un paleto de pueblo que va a una gran ciudad a prosperar. Allí se reúne con su tío quien le ayudará en tan ardua tarea, pensando el paleto que se trata de un gran empresario, pero no; se trata de un chulo de tres al cuarto que representa a un grupo de “Boys” más de tres al cuarto todavía. Se complican las cosas, y este acaba creando una agencia de Gigolós, en la que el paleto, con sus gritos guturales de pastor de vacas, logra seducir a un inmenso número de señoras y señoritas, haciendo de oro a su tío y proporcionando un sin fin de situaciones delirantes.
En definitiva, una comedia de destape realizada en la tan cercana pasada década. Y lo más curioso es, que yo creo que ni los propios artífices de la cinta eran conscientes de que lo estaban haciendo…
El director Antonio del Real está especializado en comedia. Siempre se adaptó a su tiempo, al tipo de comedia que tanto gusta al treintañero intelectual, con las tan noventeras como horrorosas LOS HOMBRES SIEMPRE MIENTEN o CHA-CHA-CHÁ. Aunque venía de hacer cosas con más entidad como CAFÉ COCA Y PURO, BUSCANDO A PERICO, y sobretodo Y DEL SEGURO… ¡LIBRANOS SEÑOR! películas post Almodovar, y en parte consecuencia de este, en las que los chistes de drogas, son el telón de fondo. En ese sentido resultó rompedor.
Sin embargo, a medida que va avanzando su carrera, su cine se vuelve más cazurro (TRILEROS es una buena muestra de ello) o directamente soez (la que nos ocupa). Y yo me pregunto… ¿Es esto un acto terrorista, una protesta, una reivindicación, o es que le sale este tipo de comedia de forma natural? En cualquiera de los casos, yo me alegro de que así sea. De hecho, nadie más ha tenido cojones para hacer una comedia a la vieja usanza, y… fracasar en el intento. DESDE QUE AMANECE, APETECE, no la vio en el cine nadie más que yo, su fan número uno. Y no le echemos la culpa a la poca publicidad que pudo tener la película; echémosela al HORRIPILANTE póster, y al DOLOROSO título.
Así, lo que da gusto es ver a Arturo Fernández interpretando, ya con una edad avanzada a un tal Lorenzo “El pollas”. Más que nada, porque este hombre no se deja dirigir, o eso parece, ya que su interpretación entera es un muestrario de improvisaciones aderezadas con chascarrillos suyos, muy bien soltados.
Las pocas críticas que recibió, fueron criminales. Leí por ahí acerca de la película lo siguiente; “El argumento es infumable, y el elenco de actores no hacen sino lastrar más un proyecto que debería haber muerto antes de nacer”. Bien, pues yo rompo una lanza a favor de la película, y digo que los actores están todos muy bien (excepto Gabino Diego), que el argumento está gracioso y que es una pena que no se hagan hoy en día más películas así. No entiendo ese odio hacia el tipo de cine más nuestro, más divertido, más honesto y popular. Como si entretener al espectador más sencillo fuera pecado.
En cuanto a destetes, tenemos por ahí a Kira Miró, posiblemente la peor actriz, no ya de españa, si no del mundo, que sin embargo, cuando muestra su pubis en el que vemos claramente unas ingles brasileñas, y sus repugnantes tetas operadas, al menos a mí, para hacerme una pajilla si que me sirvió.
Y es que hasta en el enseñar carne de manera gratuita es genuina DESDE QUE AMANECE APETECE.
Para los que añoran un cine más cazurro.

7 comentarios:

Nastyroker dijo...

Totalmente de acuerdo ! La vi cuando se editó en dvd y disfruté mucho! Es mas fue una sorpresa ver que se estrenaba una peli de Arturo Fernandez en plena era de pretenciosas pelis que no gustan ni a los gafapasta!

Dr. Gonzo dijo...

No hay quien entienda al público español, que siempre ha criticado al cine patrio por enseñar desnudos gratuitos y hacer gala de un humor verde y grueso que, personalmente, no me hace gracia. ¿Y ahora decís que esta película es buena? ¡si reúne todos los tópicos que los anti-cine español usan para atacar al cine patrio! jaja a mí se me hizo insoportable. Este es justo el tipo de película que da mala fama al cine españaol, cuando nuestra cinematografía, digan lo que digan, es tan digna como al del resto del planeta.
Otra cosa es que haya gente con prejuicios que, por el mero hecho de que una película sea española, ya le ponga la etiqueta de "mala".
Crucificar películas por su país de procedencia, ya sea España o Mongolia, siempre me ha parecido una tontería bastante grande.

Victor Olid dijo...

Dr. Gonzo, si yo digo que el cine español es malo, es por no seguir haciendo el cine popular que se hacía antes, por esa esta es buena, porque si lo es. Eso si era cine bueno, no la mierda subvencionada que se hace ahora. Que es de verguenza ajena.

Daniel Hernández Rodríguez dijo...

La verdad es que no la he visto, pero sí es cierto que he leído críticas sobre ella absolutamente demoledoras. Y el caso es que el reparto no está tan mal. Arturo Fernández es el puto amo, Kira Miró es mi mito erótico (sí, vale, actuando es mala a rabiar, pero la chavala está cañón) y Gabino Diego... Bueno, lo cierto es que no creo que esté sobrevalorado como actor. Hace un par de días me vi "El amor perjudica seriamente la salud" y me gustó mucho verlo actuar. Ahora bien, cuando sobreactúa (véase Torrente II) no hay quien lo trague.

Gracias por la recomendación. ¡Me la apunto! :-)

dante cantabria dijo...

Totalmente de acuerdo.tb, más lorenzos el pollas y menos lars von trieres de.los huevos

Victor Olid dijo...

Es que el nombre del personaje, es lo mejor que he escuchado en la vida!!! LORENZO EL POLLAS!!!

Anónimo dijo...

Acabo de ver la película y es una gran comedia española, que tiene la finalidad de entretener y hacer reir, sin más pretensiones. En ese sentido me parece una peli estupenda: buenísimo elenco de actores, desnudos de chicas y chicos guapísimos, y Arturo Fernández haciendo de Arturo Fernández, ¿se puede pedir más?