martes, 14 de febrero de 2012

Mysterious El Increíble (comic)

Como últimamente no me veo una película entera, a lo más que me da tiempo es a leerme comics y mangas, así que os tengo abrasaditos últimamente con los mismos. Para no romper la racha, otro comic que ha caído en mis garras. El creado por Jeff Parker y Tom Fowler sobre un mago-espiritista, su nueva ayudante, sectas satánicas y libros infantiles que abren puertas al infierno.
Mysterious, es un mago que ha vivido más de lo normal, lleva décadas dedicándose al espiritismo y derivados. El hombre ya está cansado de todo, no es que lo diga, es que sus poses así lo dan a entender, y cuando en una sesión de espiritismo todo sale mal y conoce a un reportera negra, bajita y que también tiene una conexión con la magia, se inicia la historia que nos cuenta el comic. Mysterious contrata a la reportera para que haga de su ayudante, ha tenido varias a lo largo de sus muchos años en la profesión, pero todas le fueron abandonando. Con su nueva “Delphy”, a todas las llama igual, ya que los nombres tienen poder, y es mejor no conocer el de su ayudante y viceversa, investigan el caso de un rico subastador de obras de arte al cual han maldecido, apareciéndole por el cuerpo a modo de tatuajes, los nombres de las prostitutas que le han ofrecido sus servicios. Este caso se enlazara con uno que tuvo el propio Mysterious hace muchos años, y a la vez con la sesión de espiritismo que salió mal al inicio del comic y con unos cuentos infantiles que al ser leídos en voz alta invocan demonios de un infierno muy particular. Toda la historia esta entrelazada aunque al principio no lo parezca, y detalles y escenas que al principio pueden no encajar, al final lo hacen perfectamente. Esto se debe a que el comic aquí ha llegado en un tomo, pero en USA era una serie regular de 6 números, desconozco si sigue o se quedo en ese sexto numero, aunque la historia finaliza, así que o tendrá nuevos casos o ese es el fin definitivo (que no es malo)
El dibujo de Fowler es soberbio, pero tiene un particularidad que no me acaba de convencer/gustar. Los hombres son casi todos barrigones y desgarbados, además las narices de casi todos los personajes son algo excesivas, aunque mirado todo desde la óptica de la caricatura o la parodia son más que correctísimos, diría hasta cojonudos, simplemente que no me gustan algunos detalles, pero eso es cosa personal mía, el dibujo es magistral. La historia como ya he dicho enlaza todos los detalles así que Parker ha hecho una buena labor dejando detallitos para una segunda lectura.
Este comic no cambiara el mundo, ni os marcara de por vida, pero sus 145 páginas (incluidas tapas) se leen rápido y mantienen el interés hasta el final.