miércoles, 15 de febrero de 2012

LA MADRE DE LAS LAGRIMAS

Dario Argento completa la trilogía de las tres madres con esta LA MADRE DE LAS LAGRIMAS, en la que vemos como Argento a evolucionado, pero sin dejar de lado su estilo de antaño. Es mas, lo mejor de la película, son esos brutales crímenes al viejo estilo giallo.
No obstante, hay quien le pide peras al Olmo y hay quien opina todo lo contrario sobre esta película, que no tiene nada que ver con el viejo Argento.
En LA MADRE DE LAS LAGRIMAS, un obispo desentierra a un tal Oscar de la Vallé, y con el, un cofre que contiene una túnica mágica. Este cofre, llega a las manos de una restauradora de arte antiguo (Asia Argento), descubriendo que la madre de las lágrimas, va a llegar a Roma, con el fin de iniciar un nuevo Reino de brujas.
La película está bastante bien, es un lavado de cara al cine de Argento. Quizás hay momentos en los que pierdes el hilo y momentos tediosos a mas no poder, pero da gusto ver todos esos asesinatos en primerísimo primer plano, salvajes y toda pastilla mientras suena la música de Claudio Simonetti, que ha compuesto para esta película una autentica obra maestra.
No deja de parecerme curiosa la poca vergüenza del señor Argento, que no se corta un pelo en filmar a su hija en pelota picada en una escena en la que ella se está duchando. De tal gratuitismo que no comprendo como se ha atrevido. Quiero suponer, que esa escena la ha rodado una segunda unidad, pero si no, OLE LOS COJONES DE ARGENTO.
El indispensable Udo Kier, tiene un papelito en la peli.
Los amantes del terror Italiano ni deben quejarse de esta película, porque quitando lo ridículo de algunas escenas infograficas, y algún fantasma a lo CASPER que aparece en la película, Argento permanece en plena forma, aun a expensas de ver su siguiente película GIALLO.
Y es que el cine de terror Italiano, ha molado siempre, sigue molando y digo yo que molará en el futuro.

1 comentario:

Naxo Fiol dijo...

La peli está bien, pero yo creo que mucha peña confundió la velocidad con el tocino. Que haya gore burro no quiere decir que Argento vuelva a estar en forma. Si le quitas el gore, ¿qué queda?, el Argento poco inspirado de los últimos años... lo que pasa que el aficionado medio se deja cegar por la sangre y no se da cuenta de que tirar de truculencia es una salida fácil para parapetar la falta de todo lo demás... salida a la que Argento no solía aferrarse, y si lo hacía, era como productor.