jueves, 29 de marzo de 2012

NARCO SATANICO

Dentro de todo sub-género, hay otros géneros, y uno de los que me la pone gorda es el de los amarres y la magia negra, ejecutada por amor a una persona (normalmente mujeres que aman a hombres) y con trágicas consecuencias para todos. Una muestra más que palpable es la china y absolutamente maravillosa BLACK MAGIC (ver en nuestro libro “Malas pero divertidas”), y desde México, la que nos ocupa, NARCO SATANICO, que es conocida también por otros títulos como TERROR, SEXO Y BRUJERÍA o CAUTIVO DEL MAS ALLA. Obviamente, el narco del título, no sale por ningún lado, con lo que deducimos, que el título que ilustra la reseña y el póster, se lo sacaron de la manga con la proliferación del cine narco, que tan buenos resultados da en video-clubs mexicanos.
Cuenta la historia, de una mujer que ve como el hombre de su vida, se está beneficiando a una rubia. Así que, acude a una médium para que le saque de dudas. Las cartas hablan de matrimonio para la rubia, con lo que la muchacha entra en cólera, y pacta con el diablo, quien a cambio de su alma, le dará poder sobre los hombres, disfrute de los placeres y no se cuantas cosas más, además de un cuchillo con el que podrá matar sin problemas, con el aliciente de que nunca será descubierta. Se carga a su maromo porque así se lo manda Satán, y este poseerá el cuerpo de un pazguato, con el fin de llevar a cabo su propósito.
Lo cierto es que el tedio y la mala narración, hacen que le cueste a uno seguir el argumento en condiciones. La película es confusa e incoherente a más no poder, pero se compensa (ya lo creo que lo hace) gracias al nivel de alta diversión que nos proporciona, a saber: El contundente gore. No es que la película sea un festival, pero el que sale es muy borrico. Especial mención para la puñalada en el cuello que le da la protagonista a su hombre, y las cantidades de sangre que este derrama por el suelo. Los bichos. Tenemos desde, un demonio que en realidad es un señor con una careta y un mono lleno de pelo, un fantasma con sabana, un clon Mexicano de Phil Fondacaro, y, probablemente, el zombie de aspecto más chanante que se haya visto en una película. Y el final, que nos remite al principio del film, y no sabemos si tomárnoslo muy en serio o no, porque parece el final de un mal chiste.
Así que, si, merece la pena echarle un vistacillo a esta carroña mexicana.
En las labores de dirección, Rafael Portillo, director de LA MALDICIÓN DE LA MOMIA AZTECA entre tropecientas escorias más, y en el reparto clásicos del cine Mexicano, y como no Ana Luisa Peluffo, presente en todo producto de baja estofa que se precie de serlo… por lo menos en México lindo.
Un estilo peculiar y oloroso el de estos mexicanos, que muchas de sus películas de terror, y esto es una constante independientemente del director, se debaten entre la genialidad y la negación más absoluta. I love this game!!!

No hay comentarios: