viernes, 30 de marzo de 2012

TIMERIDER (EL JINETE DEL TIEMPO)

Clásico de los video-clubs de nuestra época que jamás llegué a alquilar por un motivo bien sencillo: lo delatadoras que eran las imágenes de la parte de atrás de la caratula. "Timerider" estaba ambientada en pleno oeste y a mi, ya desde chaval, el western era un género que nunca me atrajo, salvo honrosas excepciones (no, no van aquí incluidas las aburridas aportaciones de Sergio Leone). Han tenido que pasar toda esta ristra de años (muchos) para que Mr. Pajarillo me la cediera en formato Beta y yo la viera ayer noche gracias a mi ruidoso y encantador armatoste-vídeo.
Lyle Swan es un reputado piloto de motocross que un día, en plena ruta desértica, cruza por en medio de un experimento científico y, sin darse ni cuenta, viaja al pasado, concretamente a la época del oeste. Una vez allí, su apariencia y, especialmente, su moto harán que se meta en toda clase de líos. Un grupo de rufianes le perseguirán, obsesionados en agenciarse la poderosa "máquina" sobre la que el muchacho cabalga. Una chica se lo beneficiará y, en fin, alguna cosa más.
Pues sí, hice mal no alquilando "Timerider" en su día porque la verdad es que está un rato entretenida. Igual que el western no me tira mucho, sí me ponen cachondo las pelis de viajes en el tiempo, con especial afición por las partes en las que el viajero, si va hacia el futuro, o el testigo, si vive en el pasado, lo flipan con los avances tecnológicos que contemplan. 
"Timerider" es pura consecuencia del nuevo cine espectáculo que despuntaba ya en su momento (1982) en Hollywood, la diferencia es que sus perpetradores no contaban con los holgados presupuestos habituales de aquella época y se ven obligados a ceñirse más a la narración y a los personajes que a la priotecnia visual, lo que en este caso es un acierto. El film se gasta un ritmo más que efectivo, y el generoso y lustroso reparto está a la altura: Fred Ward (que interpreta al motorista pero, curiosamente, figura como secundario en los créditos), Peter Coyote en el rol del malo (siempre me ha fascinado la versatilidad de este señor que tanto puedes ver en un drama de prestigio como en una rastrera serie Z de terror), la guapa Belinda Bauer, y segundones de lujo como Richard Masur, Tracey Walter, Ed Lauter, L.Q.Jones y Miguel Sandoval debutando.
El director es William Dear, que aunque no sea extremadamente conocido, tiene en su haber un par de obras bastante reconocibles. Por un lado "Bigfoot y los Henderson" y por otro el episodio de la falsa momia de "Cuentos asombrosos" (bueno, y "Agente Juvenil" con Richard Grieco). Resulta curioso que Dear terminara currando para Spielberg habiendo parido algunos títulos muy deudores de su cine, especialmente si tenemos en cuenta el trivial, pero existente, parecido entre la trama de "Timerider" y la posterior "Regreso al futuro 3".
A "Timerider" también se la conocía como "La aventura de Lyle Swan", lo que hace pensar que tal vez se pretendía dar forma a una nueva franquicia, cosa que no cuajó por los motivos que fueran.
Una peliculilla sencillita, sin pretensiones y sin capacidad de deslumbrar pero que entretiene en su justa medida. Recomendable.

7 comentarios:

Machete dijo...

Aún no había terminado de leer y ya estaba pensando en el parecido con Regreso al Futuro 3, pero veo que no he sido el único. También es que es muy evidente. ;)

Naxo Fiol dijo...

Mucho!. Dices "Podrían haber cogido otra época en Regreso al futuro 3" pero, claro, el único pasado interesante de los americanos es el oeste....

luisflperropaco dijo...

Estoy absolutamente intrigado con esas "honrosas excepciones" del westerns que has comentado, ¿ podrían ser de Clint Eastwood? Y si, que se deje claro, las pelis de Sergio Leone, salvo por detallitos, eran aburridas, y encima les inflaba el metraje con sus putos primeros planos y la musiquilla de Morricone.

Naxo Fiol dijo...

Efectivamente, casi todo es Eastwood. Con especial predilección por "Sin perdón", que es el único western que poseo. Luego vendrían "Infierno de cobardes" o "El jinete pálido". Dejando de lado a Clint, me cae en gracia "El dorado". E incluso tal vez debería añadir aquí esto...

http://aquivaletodo.blogspot.com.es/2011/06/la-leyenda-del-llanero-solitario.html

luisflperropaco dijo...

Gracias por la aclaración, ya lo sospechaba, respecto al enlace que me pasas, yo no la he visto y voy a por ella, por cierto, tenia, hace años, un compañero de trabajo que estaba cono una cabra, y, de repente, en medio de la oficina gritaba ¡¡¡ Silveeeeeeeeeeeer !!! cuando nos lo contó, pensábamos que ya no estaba como una cabra, al menos como dos.
Por cierto, ya tengo x ray eso si vo

EvilAsh dijo...

Aquí otro al que los westerns tampoco le ha hecho mucho nunca, pero si las mezclas con viajes en el tiempo, bichos y todo lo que se salga del puro western si me las veo,jeje.

Eso no quiere decir que no haya visto unos cuantos westerns de Leone y de Eastwood y de otros tantos...

Naxo Fiol dijo...

La del Llanero Solitario no está mal. Está simpática a pesar de su mala fama.
Niño, ¿la de X-RAY es v.o. sin subtitulos?, pues vaya putá, porque así ya la tengo!!! se supone que el que me pasó el enlace me la pasó de una versión doblada o, cuanto menos, subtitulada!.

Evil Ash, el western es lo que tiene, un género o que te encanta o que te crea rechazo. A mi cuando lo mezclan con otros géneros es, justamente, cuando menos me gusta... aunque -y esta la he olvidado- la de Wild Wild West me gustó... debo ser el único!!!!.
Sin embargo, puedo ver westerns modernos y hasta apreciarlos, como Open Range, por ejemplo.