lunes, 7 de octubre de 2013

AUTOPSIA

Se ve que el amigo Juan Logar, que no hizo buenas migas con Paul Naschy desde “Agonizando en el crimen” (cuyo guión es de su autoría, pero esto ya sería otra historia), director de "Autopsia" y de “Transplante de un cerebro”, era un auténtico sensacionalista y amante de lo escabroso. Ríete tú de los Italianos.
Por algún extraño motivo, este hombre tenía mogollón de imágenes de archivo de contenido de lo más grimoso… así que, qué mejor manera de explotar esos archivos que confeccionando películas donde meterlos, exhibirlos, alimentar el morbo del público, y de paso, sacarse unas pelillas. Obviamente, Logar, no se forró, pero a algún morbosillo sí que logró hacer acudir a las salas. O al menos, mucho más que cualquier película española actual, o de unos años hacia atrás.
El tema es: Tenemos aquí imágenes de una autopsia, de la guerra de Vietnam, y alguna cosilla más. Mucho material, solo falta el relleno… ¿Cómo se soluciona? Rodando una historia sobre un corresponsal de guerra que tras filmar en súper 8 escenas de destrucción en dicho conflicto, consternado decide hacer un documental sobre la muerte, entrevistando a famosos y filmando una autopsia. ¿Que las escenas de archivo quedan frías una vez montadas? No pasa nada, ponemos la voz en off del corresponsal  filosofando sobre la existencia y los horrores de la muerte, mientras suena una bonita música clásica en el soundtrack ¡Y ya tenémos película!.
Esto es, más o menos, lo mismo que un “Mondo” Italiano, pero dentro de la mala baba y el oportunismo que destila, está servido con un poco más de gracia, además de contar con rostros populares de  nuestro cine para que resulte más atractivo, si cabe, el ir a ver como rajan un cadáver. Así, como corresponsal de guerra tenemos a Juan Luis Galiardo sosteniendo el peso de la película, y como médico forense a Jack Taylor  .
Amarillista y morbosa a más no poder.
Como se supone que el corresponsal está haciendo un documental sobre la muerte, pregunta al respecto a famosos cuya profesión tiene más o menos riesgo, así vemos al torero Palomo Linares, que asegura que le gustaría morir en la plaza, el motociclista Ángel Nieto, al que no le gusta ni hablar o pensar en ello, o el dato más inquietante; se entrevista a Félix Rodríguez de la Fuente, que en esta película predijo su propia muerte. Dice: “Yo hace poco estuve volando con mi avioneta por el Orinoco, y si esta hubiera fallado, obviamente, me hubiera estrellado y hubiera muerto”. Años después, el amigo de los animales, murió, exactamente, de un accidente de avioneta. Lo que me extraña es que con el sensacionalismo más de baratillo que hay ahora, no se haya puesto de moda esta peli por lo de la premonición de de la Fuente… claro, que eso será, únicamente, porque los desgraciados que hacen sensacionalismo y televisión desconocen la existencia de "Autopsia".
Además de Taylor y Galiardo, tenemos en el reparto caras conocidas como las de, aparte de los entrevistados, María José Cantudo, AntonioMayans o Eva León.
Curiosa… y hasta divertida, si se le echan cuentas al despropósito.

No hay comentarios: