jueves, 3 de octubre de 2013

JOHN TRAVOLTO Y SU INSÓLITO DESTINO

“Fiebre del sábado noche”, perteneciendo al género musical, y adscrita al drama, fue tan exitosa en su momento como la música a la que se hacía homenaje (la Disco) en ese momento. Así que, casi inconscientemente, dio pie a un sub-género muy interesante para el que suscribe; las “Disco Movies”, que cuenta con cosas tan potentes como “¡Por fin es Viernes!”, “Xanadú” o “¡Que no pare la música!”.
Obviamente, en Europa el sub-género fue igualmente exitoso, y en consecuencia surgió lo que podíamos llamar el “Disco Moviexplotation” dando en España cositas como “Nunca en horas de clase” de Jose Antonio de la Loma (consultar nuestro pest-seller) o, sobretodo en Italia, cosas como “La Discoteca” o este “John Travolto y su insólito destino”, que tras años de búsqueda desesperada por fin consigo ver de la mano del amigo Ordel, que me facilitó una copia.
Desde luego, la película es un desmadre de tomo y lomo.
A medio camino entra la “Disco Movie” más trash y la italianada más al uso (solo faltan Banfi o Vitali corriendo por ahí), posee hasta toques del cine de Bud Spencer y Terence Hill, pues su desenlace se desarrolla a mamporro limpio, como si de una película de ellos se tratara. Pero su baza, es que se trata de una película para lucimiento de  Giuseppe Spezia. ¿Qué quien es Giuseppe Spezia? Pues el doble oficial Italiano de John Travolta, que en los tiempos en que “Fiebre del Sábado noche” triunfaba en los cines, se pasaba por las televisiones a hacer alarde del asombroso parecido que tenía con el actor, y a bailar de aquella manera, a lo Tony Manero. He de decir que, según el plano, el parecido con Travolta es del todo increíble, salvo de perfil, que se acusa una prominente nariz que para nada posee el americano. 
De hecho, se trata de una película muy del medio televisivo, no solo Spezia sale de allí, sino que toda ella entera es una maniobra comercial de Paolo Vasile, actual director de Telecinco España, que ya andaba metido en rollos catódicos, y además se compone más de la mitad de la banda sonora. Y sí, es un circo muy de Telecinco todo este pifostio.
Spezia, por descontado, nunca más volvió a aparecer en otra película.
Por otro lado, tenemos como  comparsa femenina a Ilona Staler, más conocida como Cicciolina, putasca mediterránea, personaje de lo más deleznable, que después de el film comentado se dedicó al porno, y más tarde a la política, haciéndose llamar la “Porno diputada”. Una puta de las gordas. Ustedes la recordarán por sus patéticos espectáculos político-televisivos.
La película cuenta la historia de un cocinero de hotel que está enamorado de la disc jockey de la discoteca a la que suele ir, que a parte de ser patoso, es ninguneado por la misma y  vilipendiado por el dueño del garito. Para más inri, sus amigos se aprovechan de él.
Un día, estos, gilipolleando con un póster de John Travolta, le pintan gafas y bigote, que es justo el look que se gasta nuestro protagonista, y se dan cuenta de que  su amigo es clavadito, por lo que le ponen lentillas, le quitan el bigote y le sugieren hacerse pasar por Travolta en el hotel en el que trabajan, sin saber muy bien los motivos… aunque intuimos que los motivos de el son enamorar a la asquerosa de la Cicciolina, que antes pasaba de su culo... y todo ello desembocará la típica trama de enredo a la Italiana.
"John Travolto y su insólito destino" es una absoluta mamarrachada, que salvo  por la gracia que le pueda hacer a uno el ver a este tipo tan clavado a Travolta, carece de toda gracia y atractivo, lo que a su vez lo convierte en una película con mucha gracia y atractivo…no llegaría ni al nivel de una peli de Lino Banfi, está rodada con total incompetencia y desarrollada con una torpeza que hasta cuesta seguir un argumento tan sencillo, amén de una panda de protagonistas que caen fatal, de estar montada de una forma gilipollesca  e infantil en la que cada uno del grupo de protagonistas tiene que decir una frase después del otro, metiendo ahí horribles cortes entre actor y actor y de tener escenas de relleno del todo bufonescas… Pero me lo he pasado tan bien viendo eso… me he reído tanto viendo al Travolto este forzar el rictus a lo Travolta… y sobre todo, me ha costado tanto el poder verla…
Así que, sí, estamos ante uno de esos incunables que no defrauda en las expectativas depositadas. Una película esperpéntica, cutre, estúpida y descabellada, que de todas todas, pasa a formar parte de la categoría de “Malas pero divertidas” y pasaría a engrosar, inmediatamente, el listado de candidatas a un segundo volumen, si es que alguna vez se da el caso.
Dirige Neri Parenti, artesano italiano todavía en activo, que firmó películas como “Lo que el tonto se llevó” o  la famosa “Escuela de ladrones”.
Imprescindible.

No hay comentarios: