viernes, 15 de noviembre de 2013

2 ladrones y medio

Ay, las comedias familiares que bonitas ellas, para ver con tu cría dando vueltas y saltos por el salón, y si además se aderezan con unas cuantas patadas de Kung Fu y unas cuantas acrobacias de Jackie Chan, son lo puto mejor para una tarde de domingo llovioso, como fue este pasado finde, y gracias a La Sexta 3 no tuve que tirar de mi versión bajada de la red en V.O. ni la que después me bajé en calidad DVDrip al castellano. Vamos que el canal temático de la TDT salvó mi alma del pecado de la piratería (pero que chorradas escribe uno para alargar un poco la presentación, Diox mío!)

Pues lo dicho, es una comedia familiar de humor blanco con algunos momentos de drama y un poquito de amor, tanto entre nuestro protagonista Fong (Jackie Chan) y la chica de turno, como entre los ladrones y el pequeño bebé que secuestran. Vamos al lío. Fong (Chan) y Octopuss (Louis Koo) son dos ladronzuelos que hacen trabajitos para El Casero, quien les consigue los curros. Fong es un ludópata, que todo lo que gana en los robos se lo funde (lo pierde) en los casinos ilegales, y Octopuss es un mujeriego que está casado, pero que no ve a su mujer ni pasa por casa desde hace meses. En un trabajo por el que les  van a pagar 7 millones, sin saber cuál es el objetivo, se encuentran que tienen que secuestrar a un bebé que podría ser nieto de un importante hombre de negocios. Este quiere hacer una prueba de ADN y comprobar si es suyo, así que en vez de ir a los tribunales, organiza este embrollo. Por temas del destino, Fong y Octopuss tendrán que hacerse cargo del crío durante una semana. Lo que nos lleva a los siempre simpáticos equívocos y escenas de pañales con cacas. Como los dos son unos inútiles, acuden a unas clases de maternidad donde Fong quedará prendado de la maestra, y esta de él al verle como padre soltero. Ya sabéis chicos, si queréis ligar, secuestrar un niño, o mejor pedírselo prestado a algún familiar, de esta forma no tendréis problemas con la ley, y lejos de mis intenciones hacer apología del secuestro.

Aunque son dos los ladrones, y Octopuss tener una historia paralela con su esposa, el verdadero protagonista de la película es Jackie Chan y el bebé. Aun así, todos tendrán motivos para sentirse mal por el secuestro del crío. Fong porque su familia, y sobre todo su padre, lo han pasado muy mal con la vida que lleva su hijo. Octopuss porque también le ha dado mala vida a su esposa y porque ella está embarazada, y El Casero, porque tiene una mujer que está pirada y que por lo que sea no puede tener hijos, pero pasea un muñeco al que trata como si fuera un niño real. 

Al ver la ficha de la película mientras la estaban dando, me fijo que pone que Yuen Biao, compañero de Jackie Chan y Sammo Hung desde su época en el Teatro de Opera China y en multitud de películas, se supone que aparece, pero yo por más que me fijaba no caía qué papel podía interpretar. Hasta que de repente me fijo en el policía de buen corazón que se topa cada dos por tres con Fong  con el que se supone estudió en el colegio, y digo, “No puede ser ese Yuen Biao, joder que viejo está” Pues sí, ese es. Como digo está bastante mayor, la cara se le ha ensanchado y ha perdido ese aspecto juvenil. Hace una escenita de lucha dando dos patadas y poco más. Se ve que ha envejecido bastante peor que sus dos compañeros de juventud. Así que esta película me sirvió para pasar la tarde y para ver que el correr del tiempo es implacable con todos, aunque el cabrón de Jackie Chan sigue saltando como un gamo y haciendo más o menos las mismas películas de antes, aunque ya tenga una edad y esta peli sea del 2006.

No hay comentarios: