sábado, 16 de noviembre de 2013

Duelo de Dragones

Otra película de Donnie Yuen (Ip Man, Ip Man 2) que paso a reseñar en este blog. Y es que no sé por qué la tenía en el fondo del cajón y no me había llamado mucho hasta el otro día, que estando enfermo en casa me dio por ver que “pelis de chinos” podía comerme. Probablemente no la vería antes porque el título me indicaba que sería una de artes marciales tradicional, pero realmente es una película de policías chinos en la actualidad. En la década de los 80, en Hong Kong, apareció un subgénero llamado Heroic Bloodshed, uno de sus máximos exponentes fue "Hard Boiled" de John Woo con Chow Yun-Fat de protagonista, aunque hay muchas más, "Full Contact", "The Killer", "A Better Tomorrow", "City on Fire"….. Casualmente todas las mencionadas con Chow Yun-Fat en el reparto, cuando no era el protagonista principal. Lo que primaba eran los tiroteos espectaculares, los baños de sangre y los sentimientos de lealtad, compañerismo y sacrificio. El plomo, la sangre y la capacidad para aguantar varios disparos en el cuerpo son otras de las señas que este subgénero nos ofrecía. Las cámaras lentas y los saltos acrobáticos con pistolas en las manos, las palomas de John Woo, las triadas chinas, los litros y litros de hemoglobina…. en fin, que ya os hacéis una idea de lo que es el Heroic Bloodshed. "Duelo de Dragones" mama un poco de este género, pero sin tiroteos excesivos, dejando la acción más a las artes marciales, para eso Donnie Yuen es el co-protagonista y Sammo Hung el malo de la función.

El inspector Chan (Simon Yam) se la tiene jurada a Po (Sammo Hung), uno de los más importantes jefes de la triada de Hong Kong. Trasladando a un testigo y su familia, a declarar contra Po, son interceptados por los mafiosos, que matan al testigo y a la mujer de este, salvándose la niña y el policía. El inspector Chan se hará cargo de la hija del testigo y buscará venganza al precio que sea. Como no todas las desgracias vienen solas, le detectan un tumor cerebral maligno, así que no dispondrá de mucho tiempo para vengarse de Po. Pasan unos años, y aunque le extirpan el tumor, sigue teniendo el tiempo muy limitado. Así le buscan un relevo, el inspector Ma (Donnie Yuen) quien no se incorporara al trabajo hasta dentro de unos días, pero que ayuda a Chan y a su equipo para ver qué trabajos pendientes tendrá que hacer frente.

Un joven discapacitado graba cómo la mafia de Po mata a un policía infiltrado, y aunque en el vídeo no se ve a Po asesinando al agente, modifican las pruebas para que así se de a entender y poder acusar de homicidio al mafioso. Toda la acción de la película es cómo quieren sustituir y manipular las pruebas para llevar a Po ante el juez. Pero, a modo de tragedia shakespiriana, acaba mal para todo el mundo.

Es una buena película de acción, con hostias como panes y luchas muy bien coreografiadas. Con esos momentos de sacrificio y lealtad de los que hablaba al inicio de la reseña, y con un mensaje claro, si la haces la pagas, seas quien seas y da igual del lado que estés de la justicia, y como buen Heroic Bloodshed, con un final desolador.

No hay comentarios: