lunes, 25 de noviembre de 2013

EL PAYASO A MEDIA NOCHE

Slasher” de corte sobrenatural –como Freddy- video clubero y telefilmero de baja estofa, que no obstante, y dentro de lo malos que suelen ser este tipo de productos, este, más o menos, se deja ver. Eso sí, si estás ya muy curtido y tienes aguante.
La hija de una cantante opera que fue asesinada en el pasado, se apunta a un grupo de teatro sito en el lugar dónde masacraron a su señora madre. Allí, tendrá ensoñaciones y visiones de asesinatos, mientras el payaso del título hace acto de presencia y va dando cuenta de todos esos repelentes adolescentes.
Una película que se sirve de todos los tópicos y, sobretodo,  de su condición telefilmica para permitirse un tempo mucho más lento del que es habitual en proyectos de esta calaña destinados a salas. Más allá de eso, tampoco hay mucho que contar aquí.
La gracia de esta película está en la galería de actores que circulan por ella. Tenemos a Margot Kidder, en decadencia desde “Superman”, que la gracia no está ya en ver lo avejentada que está, la gracia está en que por la época en que se rodó la película, Kidder sufría un fuerte trastorno mental, y creo que queda patente en la expresión de su rostro. Interpreta a una profesora que pinta bastante poco por allí.
Por otro lado tenemos a Christopher Plummer, que de joven tuvo una carrera decente y ahora es un oscarizado actor de prestigio, pero en los noventa arrastraba cierta decadencia que le obligaba a dar con sus huesos en productos como este. Eso si, su cara es de “¿Qué cojones hago yo haciendo esta mierda?”.
Y por ultimo tenemos a Tatiana Aly, la “Ashley” de “El principe de Bel Air”, que como todos los que aparecieron en esa serie, se vio eclipsada por la fama del todopoderoso Will Smith y ya su carrera se redujo a pasear su palmito por telefilmes del más variado pelaje. Claro que su talento es limitado.
Y bueno, por estas presencias, “El payaso a medianoche” se hace curiosa, pero por lo demás, nada del otro mundo ni nada que no hayamos visto antes en producciones más ambiciosas y hábiles.
Dirige Jean Pellerin, habitual director de vídeo clips de heavys como “Skid Row” y “Mötley Crüe” que luego se prodigó en alguna producción pequeñita para el cine y un par de telefilmes.

2 comentarios:

newzombie dijo...

Mucho aguante para esta cosa. Me parecio lamentable en su dia ¿tendria que volver a verla,se soporta un segundo visionado?

Victor Olid dijo...

Es una mierda. Tú mismo.