lunes, 9 de julio de 2012

El Único

Esta película de James Wong (Destino Final, el ñordo ese de DragónBall Evolution) es de las que comentaba el otro día en la reseña de El Beso del Dragón, cuando Jet Li andaba en la cima del cine de acción. La premisa de aunar toques de ciencia ficción con las artes marciales del chino dieron un buen resultado al menos en lo que tocante a la diversión, de taquilla ni idea, pero como película de acción entretiene y deja abiertas muchas puertas a secuelas o serie de televisión, pero que al final ni una cosa ni la otra, y es una pena porque la idea original no es mala, aunque tenga ciertas lagunas.

No existe un universo, sino un multiverso, la tecnología para viajar entre universos paralelos es conocida, pero está prohibida. Solo en un universo que no es el nuestro, una agencia de control lleva a rajatabla esa máxima. Y es que en cada uno de esos universos existe una versión de nosotros mismos, y cuando uno de nuestros “yos” muere, la energía de este es repartida entre el resto de “yos”. No se sabe qué pasaría si una persona se convirtiera en única en el multiverso, algunos creen que sería invencible, y otros que todo el multiverso explotaría. Por si ocurriese la segunda opción, los agentes Harry Roedecker (Delroy Lindo) y Evan Funsch (Jason Statham) están persiguiendo a su antiguo compañero Gabriel Yulaw (Jet li) ya que este ha ido acabando con todos sus “yos” con lo que se ha hecho tan fuerte y rápido que ya sobrepasa los límites del ser humano. Además ya solo queda otro como él, y han de impedir de cualquier forma que se convierta en el único.

Solo queda con vida la versión de Yulaw de nuestro universo, Gabe Law (simplón juego de palabras con los apellidos, el bueno se llama Law, Ley, y el malo Yulaw, Tu Ley) al que las cosas se le torcerán, no solo por el aumento en velocidad y fuerza que ha sentido últimamente, sino porque Yulaw matara a la mujer de Gabe y le hará cargar con las culpas. Mientras Gabe es perseguido por sus compañeros, buscan venganza contra el asesino de su mujer, pero tampoco puede matarlo porque entonces el serie el único, y el follón estaría montado igualmente. Así pues aunara fuerzas con los agentes del multiverso para atrapar a Yulaw cueste lo que cueste, aunque Gabe tenga que morir en el intento.

La actuación de Jet Li en esta película no solo se decide en hacer de bueno y de malo a la vez, que también, y por una vez se le ve actuar algo más de lo normal con distintas expresiones de ojos y cara, sino también en su estilo de lucha. El personaje de Yulaw tiene un estilo de lucha de avance, siempre hacia delante, cuando el de Gabe Law es más circular, dando vueltas alrededor del enemigo. Parece una tontería pero dota a cada personaje de una identidad distinta a la hora de luchar. 

Los efectos especiales de la película están muy conseguidos, tanto las transportaciones a otros universos como el mostrarnos los poderes de los que hacen gala los protagonistas, ninguna pega en este apartado. En cuanto al resto de actores, todos cumplen su papel, sin más. Con Delroy Lindo, Li ya trabajo en Romeo debe morir, y con Statham lo hizo en El Asesino (War) y en The Expendables, además de tener pendiente la secuela de la reunión de colegas de Stallone. En cuanto a las lagunas de guion ¿Es que nunca ha habido un único? Cuando solo quedan dos ¿Se mueren a la vez? En el caso de que hubiera un caso así y vivieran mucho tiempo ¿No ven esos señores ancianos que son particularmente fuertes y rápidos para su edad? Pequeños fallitos de guion que aun así no ensombrecen lo que es una entretenidísima película de acción, a la que aun no sé cómo no le han sacado secuela, es que no me lo explico.