jueves, 18 de julio de 2013

LA ZORRITA EN BIKINI

Jose Sazatornil "Saza" , un poco joven y con bisoñé, protagoniza esta extraña película pre-destape dirigida por el incombustible Ignacio F. Iquino, que lo mismo te hacía una de quinquis más sensacionalista de lo normal, que una comedia, que una de terror. Un todo terreno nacido para hacer cine, y hacerlo solo por un único y exclusivo motivo: Acumular toda la pasta posible. Y lo logró…
Huelga decir que todas sus películas son horrorosas, pero que por unos motivos o por otros, son dignas de dedicarle un visionado, inclusive las clasificadas “S”, que las suyas tienen un poco más de alma que las otras.
Un presidiario, que en sus ratos de ocio se dedica a observar a las vecinas de la cárcel en bikini (??), sale en libertad. Durante sus trayectos en transporte público, dónde no deja de mirar aviesamente a las mujeres, conoce a un maricón, a un par de putas, y a una tal zorrita, que le engatusa y enamora con la idea de embaucarle en un robo de joyas. El desmadre y el enredo, están servidos.
Una comedia con tetillas de por medio, más concretamente las de Esperanza Roy, que a pesar de que, a priori, nos promete mucha diversión y gags, no hay tanto de eso… es más, quitando un poco de sal gruesa en el conjunto, tiene muy poquitos golpes cómicos, aunque se ve con agrado, y da gusto ver a Saza muy en su salsa.
Y es que Iquino es un tío muy listo, y al principio de la película una inscripción nos dice que no le busquemos tres pies al gato a esta película, que no va de nada, que son solo una serie de situaciones absurdas, aderezadas con un poquito de drama. Para concluir, demuestra que se las sabe todas afirmando que pronto dirán de esta película que es una “Iquinada”.
Poco más que decir, porque tampoco es para tanto, ni es horrorosa, por no verla no pasa nada, y  por verla tampoco. La película está a kilómetros de ser algo parecido a  relevante.
Pero con ese título ¿Cómo voy a negarle la reseña?

No hay comentarios: