viernes, 19 de julio de 2013

Voces en la oscuridad (manga)

Otro manga más de Junji Ito que reseño en este santo blog. Y es que le tengo cierta devoción a este señor. Sus historias son desagradables y sus dibujos alargados y escuálidos dan un mal rollo que te cagas. Además no llega a la arcada, salvo en alguna ocasión, por lo que se puede leer su obra sin la necesidad de vigilar si acabamos de comer o no. En este caso la obra a reseñar es Voces en la oscuridad, un tomo que recopila historias cortas del autor. Desconozco si las historias se publicaron antes como one shots, y puede que este tomo no sea más que una recopilación, o si se concibió como una obra completa, pero parece más lo primero. Las 7 historias no cuentan con ningún hilo conductor que las una salvo  ser propias del género de terror. Así que se pueden leer salteadas, empezar la primera y pasar a la cuarta, o lo que nos de la gana. Son historias independientes y ya. 

El primer relato, trata sobre una chica anoréxica que noche tras noche sueña que llueve sangre, y al despertarse se encuentra manchas de la misma por toda la sabana. Una mañana conoce a un enigmático y siniestro joven que está enamorado de ella. En la segunda historia, un joven que no sonríe nunca, acude a un club de la comedia con un amigo suyo que casi le fuerza a ir para ver si puede sonreír aunque sea una vez en la vida. Cuando dos chicas sin la más mínima gracia hacen su número, todo el público se ríe hasta la muerte salvo el protagonista. Este consigue sacar a su amigo de allí y salvarle la vida, pero el dúo cómico no olvidara a los dos que salieron a mitad de espectáculo. El tercer cuento se aleja del terror para posicionarse más en la ciencia ficción. Dos amigos se pierden por el bosque, la brújula se mueve en todas las direcciones y para colmo ven una enorme riada arrastrar a todo un pequeño pueblo. Cuando van a intentar ayudar en el rescate la riada ha desaparecido. Deciden acampar y continuar al día siguiente por el cauce de la riada a ver si consiguen encontrar a alguien. Sorprendentemente la riada vuelve a producirse de nuevo, pero lo extraño es que parece la misma gente y el mismo pueblo. La cuarta historia es un relato muy típico que hemos leído con otros nombres y dibujos en publicaciones como Creppy, Zona 84, Tales of the Crypt y demás de EC Comics…. la típica feria de monstruos que llega al pueblo, y que, oh, sorpresa!!! tiene monstruos de verdad. La siguiente historia, la quinta, lleva como título Glicérido. Una guapa joven vive con su padre y su hermano encima del negocio familiar, una parrilla. Debido a la mala ventilación del restaurante todo el humo del aceite sube para la vivienda la cual suda aceite por todos lados. Si a la grasa de la vivienda le sumamos un hermano abusón y un padre guarro y bastante ido, hacen de la vida de la chica un grasiento horror. Esta historia tiene la viñeta más desagradable de todas. La detallo, y aunque os hagáis una idea, verlo es bastante más impactante. El hermano, que está en plena adolescencia y tiene la cara completamente llena de granos con pus, atrapa a su hermana boca arriba y aplasta todos sus granos dejando caer todo el pus sobre la cara de la chica. Solo recordarlo ya me está dando asco. La sexta historia tambien tira más hacia la ciencia ficción, y la verdad la historia bien se podría utilizar en un episodio de Fringe. Diversas personas deciden pararse en ciertos puntos y colocarse en una posición. Si les preguntas solo te responderán que no necesitan tu ayuda, y aunque se les mueva a la fuerza acaban volviendo al lugar a ponerse en la misma postura. Según pasan los días son más y más las personas que hacen esto, se les llama los confinados, porque parece que es el lugar donde están de pie el que les retiene. La paranoia estalla cuando se cree pueden ser contagiosos. La séptima y última historia del tomo cuenta como un condenado a pena de muerte se proyecta astralmente todas las noches en casa de los hijos de su víctima, implorando perdón.

Si tengo que quedarme con alguna de las historias, la mejor es la sexta, la de los confinados, aunque todo el tomo está bastante bien.  Toda obra que Junji Ito que caiga en nuestras manos es digna de ser leída, este hombre no suele decepcionar, y en este caso no lo hace.

No hay comentarios: