lunes, 22 de julio de 2013

TRAUMA

Una cosa dirigida por León Klimovsky y guionizada por J.J.Porto (director de la que sí, de la que de verdad es la peor película de la historia del cine, “El Violador violado”) no puede ser mala. O mejor dicho, puede ser malísima, pero  ¡Caray, como nos gusta!
Y es que estamos ante una película que tiene todo tipo de influencias, y rodada en tan solo un decorado (como las de vídeo de MarianoOzores),  y con un tempo pausado de aquellos que parece que el espacio-tiempo se congela, León consigue que A) esté entretenida y B) que sea interesante… aunque te hueles el final de la película en el minuto 20.
Un escritor decide irse a alguna parte tranquila sin su familia, con el fin de conseguir la relajación que necesita para acabar su último libro. Así pues, en medio del campo, da a parar a un albergue del cual es el único inquilino. Regenta el albergue una señora (tetuda y morbosísima Ágata Lys), que asegura al  escritor que su esposo yace impedido en una silla de ruedas en la habitación superior.
Pronto acude al albergue una parejita, que  pronto es asesinada por un tío (o una tía) al que nunca vemos la cara, pero que viste gabardina, "Converse All Stars", y rebana cuellos a base de cuchilla de barbero.
Al poco llegará otra pareja más, un tipo de pelas y una puta a la que ha contratado, y, obvio, serán rebanados.
El final… mejor descúbranlo. O mejor dicho… descífrenlo.
De todas formas con el/ los títulos (recuerden que el más conocido es “Violación Fatal”) ya se pueden hacer una idea de quien es el malo ¿Verdad? “Trauma” + “Violación Fatal”… blanco y en botella. Pues no sean tan listos, que el espantosamente rodado, montado y explicado plano final, hace a la peli  dar un giro de 125º. Y si por ese plano no fuera suficiente (que no lo es, porque de mal hecho, tienes que imaginarte lo que pasa), minutos antes, en la escena de asesinato a la puta, se nos muestra al asesino… pero hay que estar atentos.
La peli es un divertido desastre y una mamarrachada.
A ver cómo lo explico: Digamos que se trata de un plagio de “Psicosis” clarísimo (hasta el plano de la sangre yéndose por el desagüe de la ducha copia el amigo Klimovsky… con un Norman Bates convertido en mujer para la ocasión, una Sra. Bates que sería aquí marido y un hotelito perdido de la mano de dios) mezclado con un poquito de “Giallo” (mama la picha del primer Argento en concreto) y un poquitin de “Slasher”, por lo de siempre.
Pues es una mezcla de lo más divertida.
Klimovsky no es que sea un manazas precisamente, sabe algo de composición, y de dirigir, pero según que veces, la verdad es que el pobre no atina. Y este sería uno de esos casos.
A ver: Si en la película aparecen la regenta del Albergue, el escritor y el marido de la regenta al que nunca vemos, y cuando llega una parejita (de las pocas que aparecen), cuando estas mueren, ella le presenta a el escritor una excusa, siempre, de por qué esa pareja ya no está allí, todo parece obvio, y el hecho de que lo sea, hace que piense lo contrario y descubra en seguida cual es el asesino. Pues miren, eso en una peli con un puñado de personajes, me parece muy bien, pero en una en la que hay solo siete y escasos… Pues sí, J.J. Porto, era el tío más incompetente del mundo escribiendo planteamientos.
Ahora, la película se salva, ya lo creo que se salva… ¿Por qué? Porque es un plagio de una película muy reconocible, porque los actores lo hacen tan mal, que a la fuerza te has de  reír ( y es que el 70% de lo que hace mala a una película, son las interpretaciones), porque Ricardo Merino – como no, interpretando al hombre de negocios- se está tomando su papel, y por ende, la película a cachondeo y eso se nota, porque las rebanadas de cuello son suculentas, porque es un desmadre, una estupidez, porque le vemos las tetas a todo el reparto femenino, y porque es todo lo que busco en una peli de estas características. ¿Y en qué se traduce eso? En diversión a raudales. Y si la ves con los mastuerzos de los amigos, entonces ya no te digo nada…
En el  reparto junto a la musa del destape Ágata Lys y el mentado Merino, tenemos a  Henry Gregor, visto en “La saga de los Drácula”, “Muerte de un Quinqui” o “El Dr, Jeckyll y el hombre Lobo”, como el escritor, Antonio Mayans como campista que muere tras hacer el amor, o a Isabel Pisano ( “Bilbao”, “Corridas de Alegría”) cuyo aspecto da bastante grima, pero dan ganas también de follártela… con algo de asco, eso si…
Y dirigiendo el Sr. Klimovsky, conocido por “La noche de Walpurgis”, pero que hizo en los años 50 la propagandística “Marihuana”, así como unos cuantos papelitos como actor, como por ejemplo "El Sexo ataca" o "Yo la vi primero", ambas con Summers de por medio.
Si hubiera una segunda entrega de “Malas pero divertidas”, “Trauma”, iba, pero de cabeza, en los contenidos.

4 comentarios:

newzombie dijo...

El señor leon,siempre fue uno de esos directores que tenia mi simpatia y hizo mucho por el cine español siempre por encargo y el chico para todo.....en este pais de cultretas gilipollas que no ven mas alla del drama urbano y la guerra civil.....respetaran el cine español de terror que se hizo en los 70 leon seria uno de los grandes

Neil Peart dijo...

Agata Lys,incluso d madura,le da mil vueltas a cualquier niñata d esas q ahora van d actrices.Mujer bellisima y una actriz mas q competente(Los santos inocentes,etc)Estupendo blog y libro,xicos.1abrazo

Naxo Fiol dijo...

Muchas gracias por la parte que me toca Neil Peart.
Abrazos.

Victor Olid dijo...

Mas gracias por esta parte de aqui, y deacuerdo con lo de la Lys!