viernes, 12 de julio de 2013

Man of Steel

De Zack Snyder he visto sus tres películas más conocidas, El Amanecer de los Muertos, 300 y Watchmen, a la que ahora sumo esta Man of Steel. En ninguna de ellas he salido decepcionado, es más, en todas creo que he salido ilusionado y con la sensación de haber aprovechado bien el tiempo. Habrá quien 300 o Watchmen, pudieran saturarles en colorido, o de la primera en la simpleza de la trama, pero si lo único que quiero es que me entretengan, yo creo que Snyder lo consigue, al menos conmigo. Ya adelanto, como se lee, que esta Man of Steel ha sido de mi agrado.

La historia ya la conocemos todos, Jor-el, el padre de Superman, lo manda a la tierra para que viva, ya que Kripton, su plantea natal, está a punto de destruirse. En la Tierra, el joven Kriptionano será cuidado y educado por una pareja de Kansas. En el momento de mayor necesidad, Superman deberá de revelarse al mundo para ocuparse de los últimos de su raza que amenazan con acabar con toda la vida en el planeta.

Así a bote pronto es la historia de Man of Steel, pero hay mucha más chica dentro. Kripton se destruye porque sus habitantes han agotado sus recursos naturales hasta el mismísimo núcleo ¿mensaje ecologista?. Todo el rollo mesiánico y religioso de Superman ya provenía de la idea original del comic, así que no debería de pillar por sorpresa a nadie,  quien se escandalice por ello a estas alturas…. Pues bueno, hay quien se escandaliza por ver a una mujer dar de mamar a su hijo, así que de todo hay. En cuanto a la polémica de si Superman mata o no, en los comics de los años 40, a Superman no le temblaba el pulso a la hora de acabar con sus enemigos, principalmente mafiosos y criminales, solo que más adelante se rehízo la imagen del personaje, no sé si ya por la entrada del Comics Code o incluso algo antes. En universos paralelos Superman ha matado, incluso en nuestro universo también. Vale que Doomsday terminara en coma y no muerto, pero la intención de Superman con su ultimo puñetazo es la de acabar con él. En Superman 2 arroja a Zod contra un muro de la fortaleza de la soledad y este cae por un barranco. Tampoco hace nada por salvar a los otros dos Kriptonianos, así que Superman SI mata. No es habitual en él pero lo hace si es necesario. Y en Man of Steel, que tenemos que recordar es un nuevo Superman, como lo era el Batman de Nolan, matar a Zod es  también una forma de demostrar que Superman es más humano que Kriptoniano, ya que como dice Faora (la Kriptoniana maciza) ellos no tienen moral, por lo que no tienen reparos en crear su mundo sobre las cenizas de otro. Ahí es donde entra el personaje de Zod, el villano, pero puede que no tanto. Zod tienen una causa, salvar a su raza, y se abraza a ella hasta las últimas consecuencias y pese lo que le pese, como es matar a su amigo Jor-el, algo que como dice en el filme, recuerda todos los días amargamente, pero que si tuviera que volver hacerlo, lo haría. Así pues la amoralidad de Zod lo pone en contra de Superman, son polos opuestos con un mismo fin, salvaguardar a los que aman. 

Sobre los actores. Henry Cavill es un Clark Kent más real que aquel alfeñique inocentón que interpretaba Christopher Reeves, y su Superman es más inseguro, más humano. A Cavill no solo le queda muy bien el traje, sino que la capa parece hecha para sus hombros, no hay plano en la que no le caiga bien. Michael Shannon, hace un Zod que si bien no es físicamente amenazante, si dispone de una rabia contenida que lo delata como villano desde la primera escena. Russell Crow no ha tenido que esforzarse mucho, su actual aspecto y edad ya le da ese aire de respetabilidad paterna, de guía en la vida, por lo que su participación en la película es intachable. Kevin Costner es un gran Jonathan Kent, aunque puede que peque de cansino, ya que en todas sus escenas le recuerda a Clark su origen y su necesidad de algún día darse a conocer ante los humanos. Esto es debido a que solo aparece en flashbacks, y por lo tanto no se vea el personaje más desarrollado, pero la verdad es que físicamente no imagino a nadie mejor en la actualidad para hacer del típico granjero de Kansas y que además es buena persona. Ayelet Zurer es Lana la madre biológica de Superman, su papel es escueto, pero la escena en la que posa su hijo en la nave, es bastante emotiva. Diane Lane es para Martha Kent lo mismo que Kevin Costner para el papel de Jonathan Kent, ideal. La verdadera bondad de Clark proviene de esta mujer, que lo ha criado y querido como si lo hubiera parido ella misma. En su actuación podemos ver como una madre mira a un hijo, por lo que no hay nada que objetar. Antje Traue, es Faora, la Kiptoniana, sale, dice su frase, luce palmito, da buenas hostias y ya. No lo hace mal pero tampoco tienen mucho papel, al igual que Amy Adams como Louis Lane,  también cumple pero su personaje puede que no sea muy espectacular. Es decir si, sube a la nave de Zod, está metido en todos los fregados, pero siempre está ahí, como apartada. Puede que las mujeres no hayan tenido grandes momentos en esta película, si es que queréis buscarle un punto negativo a los personajes.

Acción, historia, acción, ese es el resumen de la película. Puntuación: Deseando que salga la secuela.