martes, 23 de julio de 2013

ROBOT MONSTER

“Robot Monster” es, junto con “Plan 9 from outer Space” una de las películas chungas más conocida de todos los tiempos. En las famosas listas de “peores películas de la historia”, ocupa uno de los primeros puestos. El fandom del que goza la película es exagerado… Los fans hacen cuadros, diseñan posters y muñecos de la película.
A los fans, les hace mucha gracia esta película (realmente, es graciosísima), pero a su director, Phil Tucker, no le hizo ni puta gracia la recaudación de la misma, que hizo que se le vetara en Hollywood. Las críticas del momento, le deprimieron tanto, que intentó suicidarse, incluso.
Conocido por realizar en su primer año como director de cine la friolera de seis películas, otro tanto que se marcó este hombre, fue el firmar el debut de Lenny Bruce, el trasgresor cómico de “Stand up comedy”, titulada “Dance may Raquet”. Este realizó un guión de cine y contrató a Tucker para que lo dirigiera. Tenía buenas referencias del director, aunque este debutaba con esa película. Cuando la terminaron, se ve que no era lo que esperaban.
En realidad, todas las películas que dirigió Tucker son igual de malas, pero ninguna de ellas años después tuvo la relevancia y la fama de “Robot Monster”.
Tucker como director era un autentico inútil, no era tan ingenuo como para no darse cuenta de esto y dejó la dirección,  pero como montador, resulta que la cosa se le daba bastante bien, y a eso dedicó el resto de sus días, a montar películas y a fabricar extrañas piezas de coche.
En cuanto a “Robot Monster”, supongo que la mayoría de ustedes ya saben cual es.
Un Extraterrestre llamado “Ro-Man”, baja a la tierra a cumplir unas ordenes muy precisas: Deberá activar el rayo que eliminará a todos los humanos de la tierra, con la mala suerte de que una familia de científicos que experimentan con ellos mismos, llevan en su sangre el suero que cura todas las enfermedades, en consecuencia, esto les hará inmunes al rayo destructor.  Así pues, tendrá que eliminarlos utilizando la fuerza bruta, cargándose en primer lugar a la niña pequeña del grupo. Como se enamora de la hermana mayor de esta, sus planes se truncarán, porque decide no matarla por amor, cosa que a sus jefes, les sentará como el culo.
El final es de vergüenza ajena.
A ver: No creo que estemos ante una película tan mala, está francamente entretenida, incluso bien rodada, y montada con solvencia. Es más, cualquiera de las películas de ciencia ficción  serie b de aquella época, los años cincuenta, son infinitamente más aburridas y están peor hechas que esta, y sin embargo tienen más prestigio, valga como ejemplo, la espeluznante “El Monstruo Magnético”, en la que si que hay magnetismo, pero ningún monstruo.
El tema está, y ahí radica su éxito, en que es rematadamente estúpida y ridícula, y, sobretodo, el aspecto del “Robot Monster”: Un individuo con un disfraz de gorila, al que le han colocado un casco de astronauta. El verle caminar por el descampado (una de las cosas que más le vemos hacer durante la película) es ver caminar a Don Pimpon.
Luego, aunque muy bien metido Tucker en montaje, quizás con el fin de llegar a la hora de duración, se excede con las repeticiones de planos, como aquella famosa en que el Ro-Man, cambia de sitio la antena de uno de sus artilugios galácticos, sintoniza dios sabe qué, se da la vuelta ortopédicamente y se acerca ante su “Skype” espacial… Eso sale tres veces y canta por soleares. Otra de las pifias que, igualmente, le han hecho ganar el título de una de las peores películas de la historia, son las conversaciones con su jefe, que son iguales TODAS, solo cambia el dialogo, los gestos, son siempre los mismos.
Pero todo eso, el aspecto del monstruo y que en realidad se trata de una peli hiper-mega-super divertida, la convierten en un producto del todo entrañable (y a mí, cinematográficamente hablando, los años cincuenta me parecen aburridamente infames) y comprendo el culto mundial que se le rinde. Es realmente memorable. Hay que verla.
Adjunto uno de los carteles elaborados por los fans, por menos visto que el original, ese en el que bajo el casco de astronauta del gorila, vemos una calavera que no aparece en toda la película.

3 comentarios:

Miguel A. Meléndez dijo...

El superior de Robot Monster le da unas ordenes:

- Ahora, actúa.

- Uno: Elimina a la chica.

- Dos: Elimina a la familia.

- Falla y te eliminaré a ti.

Robot Monster ya enamorado de la chica reflexiona cual personaje shakespeariano:

- No puedo, pero debo.

- ¿Cómo se calcula eso?

- ¿En qué punto de la gráfica
se encuentran "debo" y "no puedo"?

- Pero debo, y no puedo.

newzombie dijo...

Tengo que verla. Creo yo que el mito viene del glorioso monstruo....para que negarlo mola mazo y yo que en muchos dibujos lo he visto con calavera....cosas de fans y los molones videoclips de rob zimbie....que aparte de su potable mujer salen muchos monstros de serie b de los 50

Victor Olid dijo...

Lo de "No puedo, pero debo" es absolutamente descojonante.