jueves, 31 de julio de 2008

THE COOK

Gran peli, la que vi anoche.
Una hermandad universitaria femenina, se prepara para pasar un fin de semana lleno de Alcohol y drogas, y para no tener que cocinar, contratan los servicios de un cocinero. Y a la casa en donde están, se presenta un guapo y fornido cocinero Húngaro, que no sabe ni una sola palabra de Inglés.
Entre rollito lesbio y folleteo estúpido, entre juerga tonta y borracheras, el cocinero, irá matando poco a poco a todas las chavalitas, cocinándolas y dándoselas de comer a las que aun quedan vivas.
Muy simpático y divertido Slasher, aunque en el cartel se nos presente como una comedia gore, y aunque la peli goza de un agradable sentido del humor, es bastante mas seria de lo que parece, y los pocos toques de comedia que tiene, son bastante inteligentes. Para empezar, el cocinero no habla inglés, pero no para de parlotear en Húngaro y entre sonrisitas, les va diciendo a las muchachitas que las va a matar a todas, y que las va a servir de cena. Ellas como no entienden, y con la dulzura que desprende el gachó, se ríen y no se enteran de nada.
En cuanto a gore, es una de las pelis mas bestias que he visto últimamente, y como psycho killer, el cocinero funciona a la perfección. Un experto en despedazar con los cuchillos de cocina.
Hay una escena en la película que me pareció especialmente simpática, y es una en la que los chavalitos están jugando al trivial, y una de las preguntas hace referencia a la cuarta parte de VIERNES 13. Los chavales se emocionan, y empiezan a comentar una de las secuencias mas brutales de la película, mientras, el cocinero está haciendo lo mismo que Jason en esa escena, con una de sus compañeras en la cocina. Brutal y divertidísimo.
Luego en tema tetillas, tampoco anda mal. Y digo tetillas, porque aunque hay un par de jamonas de grandes cantaros, los senos que salen desnudos, son únicamente los de las chavalitas que andan un poco planillas.
Luego, el ritmo de la película es perfecto. Empieza bien, tranquilamente, se nos presenta a los personajes... y el cocinero se toma su tiempo, hasta el minuto quince mas o menos, no se carga a nadie. Luego, como el mismo les dice a las chicas en Húngaro, mas tarde matará a mas, que de momento no le apetece, y ya no mata a nadie hasta el minuto 45, eso sí, le vemos cocinar. Luego ya, a partir del minuto 50, la peli se convierte en un “tour de force”, en el que a mil por hora, no queda vivo ni el tato.El director de la peli es Gregg Simon, que no ha trabajado demasiado y esta es su tercera película. Y le ha salido una gozada de peli.

2 comentarios:

crimental dijo...

jajaja es verdad el mismo dia y casi a la misma hora. Pero que a mi tambien me a encantado, no se si lo habre expresado bien pero si que me gusto bastante, eso si la veo fallos y cosas absurdas pero que al final eso la hace mas grande y mas divertida. Y muy cierto lo que dices de la secuencia de la muerte mientras hablan de como sucedia en viernes 13.

Gran Victor Olid dijo...

Es cojonuda. Ademas con los tiempos que corres, esto es un soplo de aire fresco.