viernes, 20 de febrero de 2009

CENA DE ASESINOS / PRIMITIVES

Hay películas que, por su naturaleza, merecen estar en este blog. El problema es que no TODO lo que veo lo reseño, porque en ocasiones el visionado es tan insaboro y aburrido que mi ingenio queda estancado en algun oscuro lugar de mi cerebro. Y claro, cuando en una semana te zampas la última obra acabada de Sebastián D´Arbó y una de caníbales producida en los 70 en Indonesia y, sin embargo, no se te ocurre qué escribir de ellas a pesar de su condición de productos extraños y bizarros, decides inventarte esta nueva práctica que consiste en unir ambos títulos en un mismo espacio siendo más escueto al respecto.
Y oigan, es posible que lo repita en el futuro.

CENA DE ASESINOS es, oficialmente, la última peli que dirigió el cineasta más infravalorado del cine de terror patrio, Sebstián D´Arbó. Desde entonces, y os hablo de finales de los 80, se ha limitado a seguir explorando su pasión por la parapsicología. El film narra una historia con regusto a Agatha Christie en la que un millonario al que el hijo se le ha muerto por una sobredosis de drongas, contrata a unos asesinos para que aniquilen a los responsables de mover el producto en cuestión. Hecho los deberes, los invita a su queo y allí les somete al juego del gato y el ratón. La prota es la muy deseable Laura Conti, Brasileña de nacimiento -creo- que en esos años se hizo popular gracias a una comedia erótica que llamó mucho la atención, "El Escote". La tipa se pasa media peli en pelotas. Y es que sexo hay como para parar un tren, sin embargo ello no ayuda a que el film, lento y rematadamente tosco, sea mínimamente entretenido.

PRIMITIVES vendría a ser la versión producida en Indonesia del cine de antropófagos made in Italy (con especial fijación en "Mundo Salvaje, mundo caníbal" de maese Ruggero Deodato y "La montaña del dios caníbal" de Sergio Martino). El director es el prolífico Sisworo Gautama Putra, un todoterreno de fascinante nombre. Protagoniza el sarao Barry Prima, estrella del cine de acción en su tierra (o su casa). La cosa va de unos estudiantes que se internan en la selva y son atacados, y capturados dos de ellos, por una tribu de salvajes. Todo rodado muy a lo Indonesio, cutremente, sobreactuado hasta la locura y con efectos gore de pacotilla. Lo mas divertido de "Primitives" es su intento de ser tan cruda e inmoral como el cine que imita, sin llegar a producir más que descojone. El amigo Sisworo se esfuerza en ser desagradable, pero el resultado resulta casi inocente. Eso si, avance rápido es mi segundo nombre!!.

No hay comentarios: