domingo, 1 de febrero de 2009

CUENTAS PENDIENTES

A estas alturas de la historia, si vemos una película de Ving Rhames, ya sabemos a lo que exponernos. Y si les pregunto por el papel que interpreta en esta película, no dudarán al decir que interpreta a un presidiario. Pero al contrario que en otras películas suyas en las que el buen corazón aflora en la bestia, aquí es malo como el mismísimo diablo.
Un muchacho del getto tiene como protector a un despiadado gangzta que no duda en disparar a las primeras de cambio. Este es encarcelado y al cabo de los años sale de prisión con la idea de hacer planes con respecto al muchacho que prácticamente ya está retirado de las calles. Hasta que algún negro dispara al padre del muchacho y a este no le queda mas remedio que volver al lado de Bone ( Ving) y meterlo en una espiral de violencia con final sorpresa, que si no somos muy tontos, adivinaremos al principio de la película.
Me sabe muy mal tener que decir esto, pero esta película es muy mala y aburrida. Si, es una película para lucimiento de Rhames, pero carece de casi todos los elementos que han hecho que me vuelva fan a lo bestia de este corpulento negro secundario habitual de mogollón de películas mainstream.
Pero hay que tener en cuenta, que este hombre produce una media de 13 films por año, lo cual es una salvajada, así que es lógico que entre tanta joya, encontremos una con un poco de moho. Aun así, aunque flojita, es bastante mejor que otros productos de similar catadura. Claro que también la pasión por este hombre me ciega. Siendo justos, hay que decir que CUENTAS PENDIENTES es una mierda como un piano de grande.Con el rapero Ja Rule como protagonista, dirige James Hunter, que no ha vuelto a dirigir nada mas en su vida con esta única película en su filmo de 2005. Se ve que Rhames no quedó contento con el director ya que nunca mas repitió con el.

No hay comentarios: