lunes, 4 de mayo de 2009

X-Men Origenes: Lobezno

Que esta película esta hecha por y para el lucimiento de Hugh Jackman no hace falta ni decirlo. 9 años nos separan de la primera vez que pudimos ver a Lobezno encarnado en el actor australiano, y si algo se ve a primeras de cambio, es que ahora esta un poco mas mayor, no mucho, pero se nota si al día siguiente de ver esta película, ves X-Men 2 como fue mi caso. Esto no debería de pasar, ya que es una precuela, y entre maquillaje y efectos podrían haberlo resuelto, pero por lo visto se quedaron sin dinero a mitad de película, mas adelante vereis porque digo esto.

Los créditos iniciales son buenos, van intercalados en la imagenes de las guerras en las que Logan y Creed han combatido juntos. Por lo visto son hijos del mismo padre y como hermanos se cuidan uno a otro. Pero llega un día que Logan no aguanta mas el ansia asesina de su hermano y decide abandonarle a el y al equipo comandado por William Stryker (malo también en X-Men 2) 15 años vivirá Logan en paz, pero su pasado vuelve a por el. Le ponen el adamantium y es cuando empieza la movida de verdad.

En términos de acción la película es bastante respetable, pero llama la atención la diferencia de calidades en los efectos especiales de una escena a otra. Por ejemplo, hay un momento en el que Logan saca sus recién estrenadas garras de adamantium, y el CGI es tan malo que parecen de dibujos animados. Además para mas inri, en esa escena las entrecruza para que salgan "chispitas", lo que hace aun mas lamentable la escena. Otro plano donde te preguntas en que se han gastado el dinero es cuando Logan arremete contra una escalera antiincendios, efectos dignos de una producción de The Asylum. Lo curioso salvo estos dos ejemplos, es que el resto de la película roza un aprobado alto en este apartado.

A nivel actoral la cosa cumple, no hay nadie que lo haga fatal, pero tampoco están de oscar, lo que es mas o menos la tónica de las producciones Marvel. La dirección no es para tirar cohetes, aunque Gavin Hood se las ha visto y se las ha deseado con La Fox, así que ya tiene merito que al menos la haya terminado.
No estamos ante una película mejor que X-Men 1 o 2, pero entretiene que es lo que cuenta y lo hace a un ritmo que no decae. ¿Es fiel a los comics? Pues si y no, y es que en el mundo de las viñetas, los orígenes de sus personajes se han contado innumerables veces y con distintos guionistas, y además Logan al tener la memoria borrada (varias veces) hace que tenga siempre esa interrogante de quien es en realidad. Así que digamos que este es el origen cinematográfico, y como tal cumple. Entretenida, con algún toque de humor, testosterona a raudales y unos efectos que flojean en momentos puntuales, se le puede pedir mas a un blockbuster, pero no a la Fox.

Nota: No merece la pena que os quedéis a ver la escena que hay al final de los créditos. Spoiler "Se ve a Logan bebiendo en un bar, la camarera Japonesa le pregunta si bebe para olvidar, el dice que bebe para recordar" Se supone que es Japón por la camarera...

2 comentarios:

Victor Olid dijo...

Vengo ahora mismo del cine de verla y me ha parecido un tostón. Que pena, con las espectativas que yo tenía...

El hombre del banco dijo...

Yo me fui a la cama cuando le pusieron en adamantium ese, pero veo que no me perí nada...