jueves, 26 de agosto de 2010

DOS NACOS EN EL PLANETA DE LAS MUJERES

Cuando me puse a ver esta película, pensé que sería una película, como muy temprana de los 80, pero tras aguantar estoicamente los 100 minutos de metraje (vale, hubo momentos de Fast Fordward) en los títulos de crédito del final, resulta que es de 1991… Joder, esta peña si que andaba retrasada en maneras y formas.
Se trata de una comedia parodica que se cachondea, sobretodo, de MAD MAX, adoptando la estética, en la que uno individuo acaba en un planeta lleno de mujeres que no conocen macho alguno y que desean ser inseminadas. Mientras el prota parlotea con un loro intentando ser gracioso (sin éxito) se sucederán las situaciones cómicas y los destetes de una panda de tías celulíticas, mas feas que un transplante de coño.
Nada, esto no vale ni para risas infundadas, ni para risas forzadas, ni para risas involuntarias. Y si hay algo que no soporto, es una comedia sin gracia.
Sin embargo, me motivó a verla ese bonito póster, deudor del de BARBARELLA y que parecía prometer risas mil… craso error.
La reseño por exótica, pero verdaderamente, no merecía la pena.
La protagoniza y dirige Alberto Rojas “El caballo”, conocido cómico en la línea del ya clásico Alberto Zayas (del que por cierto, se me pasó decirlo en su día, pero sale aquí), pero sin llegar a su nivel de ¿Eficacia? ¿Carisma? Sea lo que sea, no llega. De hecho esta película está concebida para su absoluto lucimiento (interminables monólogos súper tontos, bizqueras al ver senos…) y fijaros lo que se luciría, que a punto estuve de quitarla…
Pero que no se me enfaden los lectores mexicanos, que tienen otras pelis que son muy buenas. Pero esta, no.