lunes, 17 de enero de 2011

FLETCH REVIVE

Está claro que la época dorada de Chevy Chase, fue en la televisión, el SATURDAY NIGTH LIVE, y que a pesar de saborear las mieles del cine, pronto se agotaron sus recursos. Y es que si nos paramos a pensar cabalmente, Chase nos puede caer mas o menos simpático, pero las cosas como son: Películas realmente memorables, solo tiene dos, y cualquiera de ellas, es prescindible: LAS VACACIONES EUROPEAS DE UNA CHIFLADA FAMILIA AMERICANA y FLETCH, EL CAMALEON.
Y si este tuvo unos años exitosos, yo creo que el principio de su decadencia vino con este FLETCH REVIVE.
Irving Fletcher, viaja a Mississipi, a hacerse cargo de una herencia. Una vez allí, pronto logra seducir a la abogada encargada de las lecturas de la herencia. A la mañana siguiente, Fletch se la encuentra muerta, así que tenemos la excusa perfecta, para que se ponga a investigar por tierras sureñas.
Por algún extraño motivo, a alguien se le ocurrió, que el personaje de Fletch, no debía ser especialmente torpe, así que le reciclaron a una especie de periodista mas o menos estándar, que de vez en cuando hace alguna gracieta o tropieza torpemente, pero nada que ver con el Fletch de la anterior película, también serio, pero efectivo al fin de al cabo, y mucho menos con el estilo Chase. Obviamente, esto no resultó. A esto añádanle, la lentitud de la película. No es que le cueste arrancar, es que no lo hace nunca. O sea, que la película no solo no es graciosa, si no que además es aburridísima. Además el escenario que le han buscado a nuestro investigador/periodista, es de lo mas desasosegante.
Al final la película avanza como si fuera un mal episodio de SCOOBY – DOO, con malo engañoso y resolución previsible desde el principio. Obviamente, la peli fue un fracaso, y a Chevy Chase, se le volvió a ver muy poquito. De hecho, se fue en los noventa a trabajar a Italia, haciendo insípidos cameos en estúpidas películas. Aunque rápido, volvió a los USA.
Una lastima, se cargaron a un personaje cojonudo y una saga que merecía mejor suerte… pero es que es imposible hacer una comedia más coñazo.
Dirige, el que casi siempre dirigió a Chase, Michael Ritchie.

No hay comentarios: