sábado, 2 de junio de 2007

THE GHASTLY ONE: THE SEX-GORE NETHERWORLD OF FILMMAKER ANDY MILLIGAN

Un buen día me enteré de que a alguien (Jimmy McDonough) se le había ocurrido sacar una biografía sobre Andy Milligan, uno de los vips del cine más chusquero, y aunque tardé una eternidad en decidirme, al final me la pillé. "The Sex-Gore netherworld of filmmaker Andy Milligan: The Gashtly One" intenta lo que ya intentara la auto-biografía de otro ilustre del infra-cine, Jess Franco, demostrar que tras esas películas birriosas destinadas a los bajos instintos del público más simple (yo), se esconde un artistazo torturado, un intelectual incomprendido... y yo me cago en la puta madre de McDonough quien por cierto, y no por mera casualidad, también se sacó de la manga un libro dedicado al ultra-sobrevalorado Russ Meyer.El libro ha tenido montones de críticas favorables, incluso hay quien lo ha calificado como una de las mejores bios del siglo... pero a mi me pareció bastante aburrido, a lo mejor porque no me tomo en serio a Milligan, por mucho que el autor me hable de lo torturado que era. Ya sé que era un misántropo, un sádico de cuidado, bastante hijo de puta, machista y homófobo (aunque en realidad le encantaba ser sodomizado) y es verdad que sus películas (sobre todo las que coincidían con la época dorada del cine exploitation) iban más allá del producto ultra-comercial que solía facturar, por ejemplo, H.G.Lewis quien no se las tomaba nada en serio y las tenía por un simple negocio (de ahí que sus pelis sean mil veces más divertidas), ya que tiraba mucho de experiencias personales y las reflejaba en decadentes dramones paterno-filiales (sí, el chaval odiaba a muerte a su madre) que siempre terminaban en violencia (algo que a Milligan se la ponía dura ya que, por lo visto, también le iba el sado al muy vicioso), pero todo eso no justifica que lo que hacía era una gran e inmensa mierda.Curiosamente, el libro se salta bastante a la torera la mejor peli de las que yo he visto de tio Andy, "Matanza", ya que, según cuenta el autor, la hizo después de mucho tiempo retirado y con el fin de contentar al fan del cine de terror más standard (alguien a quien Jimmy McDonough no aprecia mucho, visto lo visto, pues califica de "pajillera" a la misma "Fangoria"). Resumiendo, que en ese sentido el libro resultó una decepción... por mucho que le chinche al autor, yo soy de los que tenían a Andy Milligan por un cineasta de películas de terror-gore de serie Z de aquellas de las que te puedes reír gustosamente, y jamás vi, ni quise ver, nada más en ese tipejo... me la suda si es un artista, me la suda si (como se dice mucho en el libro) mantenía paralelismos con Fassbinder (!!!), me la trae floja si verlo desde esa perspectiva me condena al sepulcro de los "fans planos y pajilleros del terror comercial"... de hecho, estoy especialmente orgulloso de esto último. Y a Milligan, que le den.El libro, cuando no se sube por las ramas hablando de los amigos raros del cineasta (aspecto este de lo más aburrido), termina con un tono especialmente deprimente, narrando como un viejales y abandonado Milligan, quien había perdido la costumbre de lavarse, vivía en su ruinosa mansión en la que había montado un patético teatro al que acudían yonquis, putas y asesinos. Pues me alegro por él, pero para mi "Matanza" sigue siendo la mejor película de las que he visto de Andy Milligan... aunque, a fin de cuentas, sea una mierda pinchada en un palo.