viernes, 14 de julio de 2017

FINDERS KEEPERS

“Quién lo encuentra, se lo queda” —título latino que me encanta...— sería una traducción más o menos decente para la expresión “Finders Keepers” que da nombre a esta T.V. Movie de los canales Pay Per View y que se ha estrenado por esa misma vía con el título Español citado al principio.
Se trata de un insípido producto a priori adscrito al subgénero de muñecos asesinos. Sin embargo, y aunque efectivamente la asesina es una muñeca, esta no hace aparición animatrónica  o infográfica alguna. Y es que, consecuencia, obviamente, de la ya popular Anabelle,  -de “Expediente Warren” o la película que lleva su nombre, esta muñeca aparece tiesa como un palo, cometiendo los asesinatos su dueña, una niña que, para más inri, comete sus fechorías, casi siempre, fuera de cámara.
No obstante, todo esto daría lo mismo si la capacidad para  asustar de la película no fuera absolutamente nula, o en el mejor de los casos, que se tratase de una buena película, pero no. Imagínense la peor película de terror del presente siglo, con todos sus clichés y tópicos. Pues justo eso sería “Finders Keepers”. Una películucha de terror como tantas que hay, que no aportan absolutamente nada, ni al género, ni a nuestro entretenimiento.
Cuenta la historia de una “Muñeca quitapenas”. Estas muñecas, según su folclore, se ponían a la cabecera de la cama de los niños que tenían pesadillas con el fin de que les protegiera y ayudara a dormir. Así, una mamá soltera y su hija se mudan a una casa dónde hay en el suelo una de estas muñecas, fea como un demonio y que hace presagiar que nada bueno trae consigo, pero, aún así, la hija de esta señora queda prendada con ella. Y claro, comienzan a ocurrir casos extraños, hasta acabar estos en violentos asesinatos perpretados, no por la muñeca, sino por la niña, que está conectada a ella. Y a partir de ahí, más de lo mismo durante hora y media.
Poco más que decir. Para completistas que sabrán verle los puntos positivos.
Curiosamente, la protagonista es Jaime Pressly, que ha aparcado su potente bis cómica, su palmito y su exhuberancia, ha tapado sus comunes escotes, y ha cortado su melena rubia, para pasar de ser la adolescente cachonda de “Fuera de Onda” o “No es otra estúpida película Americana”, a ser una madura divorciada cuarentona, que lo pasa fatal viendo como su hija hace cosas raras. Una actriz cómica cambiando de registro y haciéndolo muy bien, que sería el único motivo para tener en cuenta esta película.
Por otro lado, el director sería Alexander Yellen, que debuta en la dirección con este telefilme, pero  que ha sido director de fotografía o de segunda unidad de incontables producciones, siendo lo más destacable los “Mega shark Vs. Giant Octopus” de Jack Perez o  “Mega shark Vs. Mecha Shark”  de Emile Edwin Smith. Carne de “The Asylum”, aunque esta “Finder Keepers” es una película completamente seria. Solo que muy mala.

No hay comentarios: