lunes, 13 de octubre de 2008

BASURA EN EL REPRODUCTOR DE DVD

Tengo en casa una pila de dvds por ver, en su mayoría películas yankies de terror, como muy bien sabréis si es que sois habituales de este blog, destinadas al dvd o la televisión por cable de los States.
Y al final voy a tener que parar con esta actividad compulsiva de ver pelis videocluberas. Pierdo un tiempo precioso. Eso me daría igual, si las películas estuviesen bien, pero esto es una jodida lotería… Lo mismo te sale una película que está bien, que te sale una cochambre sin ningún interés.
Anoche sin ir mas lejos, tuve que quitar dos pelis ¡dos!, porque eran un absoluto coñazo. La primera de ellas BROTHERHOOD OF BLOOD, cuyo principal reclamo, era la presencia de Ken Foree. Va sobre unos extraños vampiros y un grupo de garrulos que pretende darles caza.
Aguanté media hora, no mas. Y es que no conseguía centrarme. En la pantalla no ocurría nada lo suficientemente interesante como para que mi mente se relajara (estoy HARTO de tanto pensar, de que mi cabeza no me de ni un solo respiro) y no me estaba enterando de nada. Intenté centrarme unos minutillos mas, pero no pude con ella, así que opté por quitarla.
Rebuscando entre las toneladas de mierda que tengo, encontré otra película, a priori más interesante para mi; DIARY OF A SERIAL KILLER, tema este, el de los asesinos en serie que siempre me ha fascinado. Un tipo que de joven se juntaba con un soldado que gustaba de fotografiar sus torturas y vejaciones en Vietnam, se vuelve un asesino en serie y la poli le investiga.
Otra media hora. ¡Vaya coñazo!... fuera dvd.
Todo esto me da que pensar… ¿realmente son las películas tan malas? ¿Seré yo que me está dejando de gustar el cine de terror? ¿Demasiadas cosas en la cabeza como para ponerme a ver pelis de madrugada?
En fin, que podía haberme ido a la cama y tan tranquilo, pero opté por una nueva intentona, así que vi, esta vez entera, la peli que paso a comentar a continuación.

No hay comentarios: