jueves, 10 de noviembre de 2011

EL SECRETO DEL LAGO

El legendario rey del cine "exploitation" Australiano, Brian Trenchard-Smith (director de "El imperio de la muerte" o "Dead End Drive-In"), se sube al carro Spielbergiano con esta "El secreto del lago" ("Frog Dreaming" en v.o.). Y si se trata de chupar del (ex?) rey midas de Hollywood, ¿qué mejor que hacerlo con sus propias armas?... así que, ala!, ficho a Henry Thomas, el niño de "E.T. El Extraterrestre", le doy al todo un empaque a lo "Goonies" (parida un año antes) y ¡¡tiro millas!! (por cierto, ¿se acuerdan de aquella peli que Thomas protagonizó justo después de "E.T." junto a Gene Hackman y que se titulaba, muy oportunamente, "Elliot"?... se suponía era un drama, remake de un film Europeo, sin embargo en su corazón se trataba de puro "exploitation").
Pero claro, para bien o para mal, Trenchard-Smith no era Spielberg. Ni tenía su dinero. Así que canibaliza su "modus operandi" de la mejor manera que puede y optando por darle al conjunto un tono más terrenal, menos fantasioso, mucho menos espectacular y con algunas dosis de misticismo de bolsillo. Eso sí, que no falten adolescentes, que no falte un protagonista de cerebro privilegiado al que le mola inventar cosas aunque ello le meta en problemas (huérfano, por supuesto). Tampoco hay que olvidar a la vecinita enamorada, las bicicletas, el misterio y la aventura.
En este caso la historia va, como bien aclara el título español, de un lago en el que, aparentemente, habita una criatura monstruosa. El amigo Henry Thomas, de vacaciones, sin padres y mucho tiempo libre, decide desentrañar el misterio a base de aplicar sus conocimientos de mecánica casera. No debería contarles esto pero... el final es decepcionantemente racional.
Ahora bien, imagínense una peli del Spielberg de los 80 pero sin la magia, el ritmo, la diversión y los efectos especiales. ¿Qué obtenemos?... ¿¿ "Super 8" ??, ja ja ja... pues sí, también, pero eso ya lo hizo Brian Trenchard-Smith en 1986 con la peli que ahora les comento/destrozo.
¿Veredicto?, si fuera porno, diría que no sirve ni para hacerse pajas.

4 comentarios:

Jose dijo...

¿Una peli de críos con una especie de espada láser, un esquelento gigante y el monstruo del Lago Ness? ¡Esta es de las mías!

Eso es lo que pensé cuando salí del videoclub con la peli bajo el brazo cuando tenía unos 8 o 9 años y la reseña es básicamente lo que pensé después de 2 horas.

Pero vamos, la culpa creo que no es de la película, sino de esa hipnotizadora portada que promete aventuras fantásticas y al final todo es tan realista que hasta el monstruo (y perdón por el spoiler) resulta ser literalmente un montón de mierda.

En la época me pasó lo mismo con una película que fijo que algún año caerá por el AVT. No recuerdo el título, sé que era una película alemana con una portada que parecía una secuela de las pelis de Parchís y con un Superman volando en la parte de arriba.

Naxo Fiol dijo...

Bueno, lo de las carátulas engañosas es un clásico... todos hemos picado y, en cierto modo, seguimos picando... y usted tenía aún más perdón por la edad. Pero es que sí, la carátula mola un huevo y promete maravillas.
Sobre esa peli germana que comenta no se si me suena o qué... lo comentaré con mi compañero Olid que igual la conoce.
Gracias por el comentario!.

José Viruete dijo...

A mí me pasó lo mismo.... ese cartelón engañana mucho!

José, la peli que dices se llamaba SUPERCARLITOS Y SU BANDA http://www.abandomoviez.net/db/pelicula.php?film=15244

Naxo Fiol dijo...

Gracias por el dato!!!.