lunes, 28 de noviembre de 2011

TROPA DE ÉLITE 2

Del primer "Tropa de élite" no me esperaba nada. No tenía ni puta idea de qué iba a ver. Y claro, me llevé una grata sorpresa tratándose como se trata de un film realmente logrado con una -agradecida- puya a progres, universitarios y otros entes de mal vivir.
Su éxito (su merecido éxito, añado) generó una segunda parte que, lejos de poder considerarse oportunista, rémora de la peli madre o "más de lo mismo", tira por derroteros un tanto distintos. Claro, de esta sí esperaba ya algo... y, bueno, digamos que José Padilha, director, no me lo dió. O no en las cantidades exigidas por mi psique. Y me desconcertó un poco... pero solo un poco, ya que, sin llegar al nivelón de la primera, "Tropa de élite 2" es una buena película.
En esta olvidaros del nervio y el brío de "Tropa de élite 1". Aquí hay violencia y escenas de tiroteros magníficamente rodadas, sí... pero menos. Digamos que para su secuela, Padilha prefiere apostar por un tono algo más calmado y más versado en diálogos que en acción. Más como el cine denuncia de los 70, cuya buena parte de el se desarrolla entre paredes a base de darle al pico. Así pues, tenemos al prota de la primera, el carismático "Capitán Nascimiento", que después de cagarla en el asalto a una cárcel amotinada, pero gracias al fervor de las clases favorecidas, es ascendido a subsecretario de inteligencia. Se acabaron las armas y la adrenalina, hola traje, hola despacho, hola barriga. De por medio, nos narran el ascenso al poder de un grupo de personas (policía, político, presentador televisivo... creo que basado en uno real) muy corruptas y que no tienen problema alguno a la hora de mentir, engañar, extorsionar y, claro, matar. Hay que decir que uno de los personajes más molones de "Tropa de élite 1" aparece aquí, pero acaba acribillado ante nuestros incrédulos ojos (u olhos). La cosa se desmadra tanto que el hijo de Nascimiento acaba ingresado en el hospital a causa de un balazo. ¡¡HUY!!, ¡¡huy, lo que han hecho!!. Más motivado que nunca, nuestro protagonista decidirá acabar de una vez por todas con la corrupción. Desafortunadamente, no lo hace al estilo Bronson/Eastwood... pero bueno, alguna buena yoya sí que cae.
Lo dicho, viendo "Tropa de élite 2" uno echa un poco en falta el brío y la tensión de la peli madre... pero bueno, tampoco te aburres, sigues la historia con interés, esta hace gala de buen ritmo y, en fin, que en el fondo agradeces no ver más de lo mismo. Aprobado.
Por cierto, hace tiempo que Hollywood habla de fichar al amigo Padilha para encargarse del posible remake de "Robocop". Hey! déjenme decirles algo: En este momento no hay otra persona más adecuada que él. Sería brutal ver qué es capaz de hacer el Brasileño con semejante material pues comparte con Verhoeven cierta atracción por la sátira social y la violencia espectacular. Sin embargo, dada la tirada un poco "auteur" del muchacho, y lo bien que le va en su tierra (donde "Tropa de élite 2" fue un mega-bombazo que inclusó derrotó a "Avatar" en la taquilla), dudo mucho que acepte convertirse en otro fabricante de pelis-salchichas sin personalidad de la meca del cine. Y oigan, bien que hace.