jueves, 18 de noviembre de 2010

Scott Pilgrim contra el mundo

Muy bien se ha hablado de la adaptación del comic de Bryan Lee O´Malley dirigida por Edward Wright (Zombies Party, Hot Fuzz), como muy bien se ha hablado del comic, pues bien, yo siendo el target perfecto de esta película (joven, amante de los videojuegos, películas de "culto" y series B) me he aburrido horrores. Ojo no es una mala película, lo mismo que no es un mal comic, pero pasados los 15 primeros minutos, todas sus novedades y guiños, dejan de sorprender y acaban pasando desapercibidos, incluso algun que otro efecto molesta.

Scott Pilgrim es un pringado (en el comic no lo es tanto) y la cara que le han puesto (Michael Cera) no hace mas que acrecentar ese estatus de pringado. Hace un año su novia le rompió el corazón. Ahora esta rehaciendo su vida manteniendo una relación cariñosa con una asiática de 17 años. Scott también toca el bajo en un grupo garajero, no se le conoce trabajo estable, y comparte piso con un amigo gay (Kieran Culkin, el mejor de toda le película) que es el que realmente paga todas las facturas. En sueños Scott ve a una patinadora de la que se enamora locamente. Ella es Ramona Flowers, una chica nueva en el pueblo. Empieza el periplo de Scott para dejar a su novia asiática y enrollarse con Ramona. Lo que no sabe es que para poder salir con Ramona antes tendrá que derrotar a sus 7 malvados ex-novios.
La película se desarrolla como un videojuego y un comic a la vez. Las onomatopeyas (solo algunas) se escriben en pantalla, los enemigos al morir sueltan monedas e ítems, y las leyes de la física existen cuando le conviene a la historia. Además que te den una paliza y no tengas ni un moratón es muy videojueguil/comiquero. Cuenta con algunos cameos simpáticos, yo destaco 3, aunque dos de ellos son ex-novios de Ramona por lo que son algo mas que cameos. Chris Evans (el próximo Capitán América, La antorcha humana de Los 4 fantásticos, o Jensen en The Losers ) que se casca un papel de skater profesional convertido en superestrella de Hollywood pagado de si mismo. Brandon Routh (Superman Returns) haciendo de un ex-novio vegano, y con el que parodian Dragon Ball, y en concreto a Vegeta (de ahi el juego de palabras, Vegano-Vegeta) Y por ultimo Thomas Jane (Punisher, Crónicas Mutantes) que hace de un policía vegano.

La película la vimos anoche mi mujer y yo, y cuando nos quedaban unos 20 minutos tuvimos que hacer una pausa para fumar, porque mi esposa se estaba quedando dormida. Que me hubiera pasado a mi que ya me había leído los comics, podría ser normal, pero a ella que no sabia nada de la historia y todo le pillaba de nuevo, no me pareció muy buena señal. Y es que el ritmo de la película es lento, no por su montaje que es lo mejor de la película, sino porque la acción tarda mucho en desarrollarse, y una vez hecho, no sientes ninguna simpatía ni por Scott ni por Ramona. Ya he comentado que para mi el mejor actor/personaje de la película es Kieran Culkin y el cameo de Thomas Jane, algo que no dice mucho de la película. Pero no os dejéis llevar por mi pesimismo, estoy seguro que a mas de uno, de dos o de doscientosmil de los que visitáis el AVT os podrá gustar la película, a mi y a mi mujer simplemente se no ha hecho pesada. Y si, los efectos molan, pero como ya he dicho al de un rato acaban por dejar de sorprender y no puedes basar toda una pelicula en sus efectos....oh espera igual si, pero en este caso no.
Entretenida sin mas (para mi ver y olvidar), una muy buena adaptación del comic pero una película de ritmo lento y con la que al menos yo no he conectado. Con suerte vosotros conectareis, no es mi caso ni el de mi señora. Lastima.