lunes, 30 de abril de 2012

TIEMPOS DUROS PARA DRÁCULA

Esta película, es una autentica rareza y me parece que la voy a tener que ver una vez mas, para saber si realmente me ha gustado o no. Y es que es una película rara de narices.
Protagonizada por José Lifante, excelente actor secundario por todos reconocido, en uno de los pocos papeles protagonistas que ha interpretado, y dirigida por Jorge Darnell, nos encontramos ante una comedia, que tomando como referente el éxito de EL JOVENCITO FRANKENSTEIN (y como ya pasaba en EL JOVENCITO DRÁCULA) y aprovechando el evidente parecido físico de José Lifante con Christopher Lee, además se marca una planificación entre lo contemplativo y lo artie de agarraté y no te meneés. No se si me ha encantado o la detesto profundamente (muy pocas películas logran dejarte en ese estado). La película empieza con un Conde Drácula moroso y venido a menos, que cuenta a un psiquiatra los motivos de su depresión. Para subsistir, hace visitas turísticas guiadas a su castillo, pero como debe pasta y le han cortado la luz, tiene que hacer todo tipo de despreciables trabajos. Bien, pues el comienzo es una comedia muy sosa con gags muy desfasaditos, en lo que único que merece la pena es la presencia de Lifante. Un puñetero Drácula, medio calvo, al que la luz del sol no le hace absolutamente nada. A parte es una película muy aburrida y pesada, además si su intención es la de hacernos reír, no lo consigue, porque los gags son de vergüenza ajena. Pero avanza la película y vemos que hay un par de momentos de atmósfera muy conseguidos, que el director de la película coloca la cámara en unos lugares superextraños, y de tal manera, que logra a veces imágenes fascinantes (el plano de José Lifante en el diván descalzo, y la cámara colocada de tal forma que sus pies parecen gigantes, me parece cojonudo). Luego a mitad de película, Drácula tiene una serie de pesadillas, rodadas de forma magistral, muy al estilo del Kubrick de LA NARANJA MECANICA, aunque todo muy artie…
La película avanza más aun, y lo que empezó siendo una comedieta ligera, acaba convirtiéndose en un extraño revoltijo de imágenes oscuras, sin sentido, raras, inquietantes, fenomenalmente acompañadas por la música, para luego volver a la comedieta del principio. Un lío, vaya.
En definitíva, una peli muy extraña, casi enfermiza, decadente y sucia…
Yo creo que si, que me ha gustado un montón. Es que (repito) es muy rara.
Además, que hasta hace poco yo no supiera ni siquiera de su existencia, la hace aun mas atractiva para mi. Véanla… si tienen vergüenza y cojones.

1 comentario:

newzombie dijo...

abra que verla, la sorpresa que la hayan editado en dvd.