viernes, 24 de septiembre de 2010

TALES FROM THE HOOD

Curiosísima peli, que obviamente homenajea a TALES FROM THE CRIPT, y que me sorprende por el hecho de que es una peli de horror pura y dura, destinada al publico Afro-Americano, que produce nada menos que Spike Lee (¿). Bueno, no pasa nada. Solo pone nombre y dinero a la película. Ni de coña. Que produzca Spike Lee, tiene sus consecuencias, y esas son, un fuerte componente racista (aunque se empeñe en decir que los racistas de la peli sean los blancos), política, complejo de inferioridad, y en definitiva, todos los tópicos de un film de Spike Lee, o como le gusta decir a el, un “A Spike Lee Joint”.
Esto, en otras circunstancias, me habría puesto de mala leche, pero lo paso por alto en esta peli, porque, es tan simpática… y entretenida… y de género.
Huelga decir, que la película está resuelta a base de episodios con un nexo de unión en común, al mas puro estilo TALES FROM THE CRIPT, como ya he dicho y también (¿Por qué no?) al estilo CUENTOS DE TERROR (SIN SANGRE).
Unos jóvenes pandilleros, acuden a un misterioso caserón a acabar una transacción de drogas. Les recibe un extraño nigga, que les contará las siniestras historias de un hombre que vuelve a la vida tras ser asesinado por la policía, un niño que practica Vudoo con su padre maltratador, un Gangster que acaba siendo sometido a una terapia antiviolencia, y un gobernador que es acosado por un muñeco poseído.
Bien, pues en la primera historia los policías son blancos y el zombie que los ajusticia es negro. En la segunda, no pasa nada racista, son todos negros. En la tercera, le encierran al prota en una celda en la que se las tiene que ver con un neo nazi, que afirma que ese negro le cae bien, pues si está en la cárcel es porque ha matado a más de su especie (reseñar que este episodio, es también un homenaje a LA NARANJA MECANICA), y en la cuarta, el muñeco es negro, poseído por un antiguo esclavo que trabajó en las tierras en las que están los dominios del gobernador que ha vuelto para vengarse.
Más claro agua.
Eso si, la peli está entretenida, tiene todo lo que tiene que tener para que nos entretenga, y como ya he dicho antes, es muy, muy simpática, de muy bajito presupuesto y cutre, y sobretodo, curiosa.
Dirige Rusty Cundfieff, que ya dirigió una de las pelis abanderadas de las cinefílias Afro-Americanas, la comedia rapera FEAR OF A BLACK HAT y que se asentó en la tele, dirigiendo series, supongo que de negros.
En cuanto al tema Spike Lee, es tan irregular en sus productos, ya sean independientes o mainstream, que me cae hasta bien… y ¡que coño! HAZ LO QUE DEBAS es un peliculón.