miércoles, 8 de septiembre de 2010

RECORDANDO EL MAL GUSTO

Toca repasar clásico. Toca exprimir uno de esos films de los que todo blog cinéfago habla, pero que no por ello me voy a estar de soltar la chapa al respecto yo también. Hace un par de noches me entró la vena nostálgica, rebusqué entre mis preciados VHSs y extraje este "Mal Gusto" mítico editado en España -originalmente- por "Weekend Video".
Aún retengo fresco en la memoria el subidón que me dio la primera vez que vi fotos del debút de Peter Jackson. Fue en un "Mad Movies" y flipé. Dije "¿Pero qué cojones es esto?", y por un instante dudé de si no sería aquel uno de esos exóticos, gran guiñolescos y coloridos títulos de la cinematografía made in Indonesia. ¡En serio!. El caso es que, poco a poco, fui sabiendo más de tan misterioso título, incluído un sabroso "L´Ecran Fantastique" con larga interviu a su director (quien aseguraba detestar el cine de serie Z... algo que en aquel momento me dolió) y otro "Mad Movies", en el que el foro del mes iba dedicado a analizar aquella nueva cult-movie.
Finalmente llegó a España y casi me da un puto infarto cuando la localicé en mi video-club habitual. Nunca logré agenciarme el legendario poster en relieve, pero mi mejor amigo de entonces, sí (y años después, afortunadamente, me lo regaló, así que misión cumplida). ¿Que qué me pareció?, lo flipé. Años después la pasaron en la Maratón de Cotxeres en su formato cinematográfico original. Y entonces pensé que era una peli francamente cutre y mala incapaz de soportar un segundo o tercer visionado. 48 horas antes de escribir esto reincido... y mi percepción ha variado, pero no excesivamente.
Esta fabula de marcianos caníbales invasores está repleta de detalles maravillosos. Como conjunto funciona y entretiene, aunque ahora puedo decir, en frío, que la parte intermedia más versada en la acción es lo que falla. Perdonen ustedes, pero el cine de explosiones, persecuciones, tiros y peleas necesita de un presupuesto mínimamente decente para funcionar. Si no lo hay, pasa factura. En el lado opuesto, tenemos unos primeros 20 o 30 minutos de órdago, casi perfectos. La secuencia de Derek/Peter Jackson enfrentado a varios marcianos en el precipicio es una joya, el modo de estar rodada, montada y sonorizada deja el listón bien arriba. De hecho, ahora que lo pienso, lo mejor de "Mal Gusto" está en las secuencias protagonizadas por ese mismo personaje, Derek. El final también mola.
¿Y luego?, pues ya sabéis, "Meet the Feebles" y "Braindead", el principio del fin. Peli muy disfrutable en si misma, pero veneno para el gore y el género de zombies. Aún hoy sufrimos las consecuencias. Claro que nada es peor a lo que luego ha ido ocurriendo con la carrera de Peter Jackson. Nadie lo hubiera dicho tras disfrutar "Mal Gusto", casi parece brujería. Justamente, hace unos días visioné "The Lovely Bones" y resultó ser la cosa más babosa, new age, cursi y pedorra que he visto en años. ¡¿El tipo que troceaba aliens con una sierra mecánica compartiendo rodajes con Steven Spielberg (hablo de los afamados "Tintines")?!, ¡¡me lo dices entonces y me río!!. Resumiendo: Sí amigos, soy de esa escasa especie que se atreve a reconocer que prefiere al Jackson pre-mainstream (es decir, prefiero al Jackson con un estilo y un modus operandi reconocible que al de "más de lo mismo", al impersonal, frío y robótico... enfermedad esta que afecta a todos aquellos que tras debutar con una cámara de 16mm, se dejan hipnotizar por los poderes fácticos de Hollywood). Sin dudarlo.
Buscando más info sobre "Mal Gusto" en Google, me encontré con el documental "Good Taste made Bad Taste" o, dicho de otro modo, el making of del film que nos ocupa. Se lo recomiendo, es alucinante ver con qué trucos y triquiñuelas se espavilaba el neozelandés, ¡el chaval era un auténtico manitas!, lástima que cambiara la artesanía por la informática, no cabe duda que en lo primero era un genio... lo segundo, va acorde a la decadencia en la que, peli a peli, se va sumiendo su carrera.
"Mal Gusto", aaaaaaaaaaaah (suspiro), ¡que tiempos aquellos!.