martes, 29 de noviembre de 2011

Fábulas (Comic)

Bill Willingham es el creador de esta vuelta de tuerca al mundo de los cuentos de hadas y fabulas del imaginario popular. La serie ha tenido distintos autores a los lápices como Mark Buckingham, Lan Medina, Steve Leialoha o Craig Hamilton y ninguno de ellos ha estado por debajo de las expectativas, vamos, que cumplen, aunque como serie regular cada lector tendrá sus favoritos por el aspecto de tal o cual personaje.

La historia es tal que así, las fabulas de los cuentos viven ahora en nuestro mundo. Llevan muchos siglos aquí escondidos, desde que el Adversario, un malo malísimo, decidió ir conquistando mundo a mundo todos los reinos mágicos. En la actualidad las fabulas viven en Villa Fabula, una lujosa manzana de Manhattan. Desde allí la teniente de Alcalde Blancanieves, gobierna y administra a las fabulas de aspecto humano (y aquellas que se puede pagar el conjuro que les haga parecer humanos) todas aquellas fabulas que no tienen aspecto humano viven en La Granja, un pequeño pueblecito oculto de la vista de todo el mundo, donde los 3 cerditos, los ratones ciegos y resto de animales de cuento, viven en paz.

Se humaniza a muchos personajes que tenemos en la memoria, como es el Lobo Feroz, aquí transformado en humano (pero que puede convertirse en lobo enorme o corriente de aire) que hace las veces de detective privado de las fabulas. El papamoscas (este cuento no lo conocía) que es el encargado de la limpieza, o el Príncipe azul, el cual es un libertino, ya que tiene ex-esposas por todos lados, Blancanieves, Aurora (la bella durmiente) Cenicienta….. vamos que era un picaflor de cuidado el jodido.

La trama va cambiando de tomo a tomo, si al principio las únicas preocupaciones de las fabulas son a quien votar para nuevo alcalde, mas adelante empezaran a notar que espias de las tierras natales de los cuentos están entre ellos, para mas adelante llegar a una gran guerra contra el adversario. Y todo esto mientras los simples humanos no se percatan de nada.

Una reinvención ingeniosa de los cuentos y fabulas, que muchas veces empieza a enganchar por ver que tratamiento tiene ahora aquel personaje que de pequeños nos gustaba o al que odiábamos. Como las hadas, las fabulas seguirán vivas mientras se crea en ellas, por lo que tenemos comics para rato. Incluso existen dos spin off, uno contando las andanzas de Jack Horner (el de las habichuelas mágicas) que es un liante y timador de tomo y lomo, o el de Cenicienta, que aunque es una historia a parte, sigue la numeración de la serie reglar. Merecen la pena.