martes, 8 de diciembre de 2009

LA CASA DE CERA

En su momento, este flin tenía todas las papeletas para caerme mal... residuos de la escuela "Scream", producción "Dark Castle" (y aunque es cierto que últimamente atinan más, en aquella época -y salvo "Ghost Ship", siendo compasivos- todo lo que sacaban era mierda), terror moderno estilo Hollywood, look demasiado limpio, guapitos y guapitas en el reparto, el irritante personajillo de la cámara de vídeo en mano (cliché impuesto a raíz de "The Blair witch project"), etc, etc. La vi y, bueno, no me desagradó demasiado, pero los perjuicios pesaban más y tras cerrar el reproductor de dvd, pasaron unos cuantos años hasta que hace poco vi "La Huérfana", del mismo realizador -y paisano mío-, y me gustó (producción "Dark Castle" también) lo que me animó a revisar su debút, "La casa de cera", supuesto remake -o reactualización- del clásico de André De Toth, con Vincent Price, pero con la que, finalmente, únicamente guarda un punto en común, la fabricación de figuras de cera partiendo de cuerpos humanos... el resto bebe mucho de una fuente no reconocida, "Trampa para turistas". El grupo de niñatos que llegan a un museo semi-abandonado, el misterioso tipo que les atiende, la casa infestada de figuras (en este caso maniquís), el supuesto hermano enmascarado que ata a sus victimas y hace moldes de sus rostros cuando estos aún viven.... ¿no os parece?. Por cierto, básicamente acabo de contar el argumento, así que no me extenderé en ese punto.
Resulta curioso cómo, siguiendo las leyes del nuevo Hollywood, aquí todo está multiplicado por diez respecto a la peli original. Si allí los muñecos de cera/carne llenaban un museo, aquí son tantos que habitan un pueblo. Si allí lo de "casa de cera" era metafórico, aquí es literal, el museo está hecho de cera... vale, es una idea cojonuda y que da mucho juego, sobre todo en el espectacular desenlace, cuando se va derritiendo poco a poco a causa de un incendio... pero, si somos prácticos, uno se pregunta ¡¿cuánta cera y cuantos años hacen falta para construir algo así entre dos personas?!, hummm... suerte que con esto del cine soy como las putas, y me lo trago todo sin preguntar demasiado.
Una de las atracciones de "La casa de cera" era que la puti mediática Paris Hilton interpretaba un papel (el que mejor le va, de zorra) y encima, tenía una muerte bastante chula. Y es que aunque no nademos en sangre, la peli tiene sus detallitos truculentos, siendo el más retorcido el que le aplican al noviete de la chica prota, sorprendente precisamente por ser el personaje que es.
El director, como decía arriba, es el catalán Jaume Collet-Serra, ejerciendo aquí de aplicado artesano en lo que es, básicamente, una peli "de productores" (Joel Silver y Robert Zemeckis entre ellos, nada menos), pero lo hace bien (lo curioso es que haya necesitado otro film de terror hecho en USA para que la gente de aquí se fijara en él, como si no tuviera mérito haberse colado en plena maquinaria americana del cine).
¿Y qué me parece ahora "La casa de cera"?, pues bueno... nada especial, pero sí una peli muy potable, con buenas ideas y perfectamente visible. Cine de entretenimiento en el mejor sentido del término.