domingo, 2 de mayo de 2010

LA NOCHE DEL CINE INCONEXO 4

Desde Septiembre del 2009 que no celebrábamos otra noche de cine inconexo!. Imaginad si estábamos desentrenados, que uno de los participantes estaba convencido que la de ayer era la quinta entrega!!!, ¡¡per deu!!... en realidad, y si excluímos aquí "la otra noche de cine inconexo" realizada el verano pasado en los Madriles, esta de la que les vengo a hablar hoy es la que hace cuatro.
Para la ocasión, se unían un par más de mozos a la party, Daniel T. Kirk, de "Cine the Warrior" (todo un superviviente de Cotxeres) y su apreciado acompañante. Los demás, pues los de siempre, la Nekro-family al completo y un servidor de ustedes.
Empezamos con fuerza, el legendario cult-film español "Los Violadores", o "Mad Foxes" para el mercado internacional. No me extenderé mucho al respecto pues ya lo hice en su respectiva reseña, solo decir que se trata de un producto absolutamente delirante y desquiciado, repleto de sexo y violencia, y muy muy comentable y descojonable... incluso demasiado. Con pelis así, no hace falta agudizar el ingenio. Encima, a Daniel T. Kirk le pareció incluso entretenida. ¡¡Eso no puede ser!!, pa la siguiente no habría compasión.
Deglutidos ya los bocatas, y armados de valor, decidimos zamparnos otra españolada y cual mejor que "El asesino de muñecas", uno de los grandes hits del cine malo nacional, con una primera hora de hilaridad tan brutal y despiadada, que nuestras risas probablemente despertaron al vecindario entero. Ese protagonista al que le mola sobreactuar mientras salta de flor en flor, así como el super-cutrismo arty/barriobajero, fueron elementos demasiado atractivos y comestibles como para no inducirnos al desternillamiento. Lástima que la eterna media hora final se haga casi interminable. Ideal para esta clase de "encuentros sociales", si es que los podemos llamar así.
Y claro, no puede haber noche de cine inconexo sin una peli de ninjas... primero lo probamos con "La venganza del ninja", pero el logo de la Metro y el Sr.Sho Kosugi en los créditos nos obligó a darle al "stop", "Nooooooo!!! esta es buena!!!, queremos una malaaaaaa!!!". Nada, tranquis, eso es fácil, hay más pelis chungas de ninjas que tiendas de chinos. "El escuadrón de los ninjas", aunque no contaba con la presencia del gran Richard Harrison (esas son las mejores!), tampoco nos defraudó -es decir, sí lo hizo, ¡pero de eso se trata, coño!- con sus ninjas de colorines subiendo por los árboles, con su racismo, con sus tics del cine de acción ochentas (macarradas, rambadas y banderas yankis a tutiplen) y ese continuo speed (a veces mediante cámaras rápidas, algo que los amantes del fast forward agradecemos!) que, sin embargo, no impidieron que algunos de los presentes cayeran como moscas. El sueño podía más que los ninjas!.
Por ese motivo, decidimos que esta fuese la última ponzoña de la noche. Los tiempos en los que nos comíamos cuatro pelis, a cada cual peor, quedan lejos.... tal vez en la quinta entrega, osemos repetir.

2 comentarios:

Spawn dijo...

Nos lo pasamos en grande!!! Sí, señor!

Victor Olid dijo...

Son ustedes una panda de mariconas.
Hace ya algunos años, me comí yo solito en una noche seis películas del tirón... me dieron las 12 del mediodía.