miércoles, 7 de julio de 2010

BRAIN DEAD

Que si, que "Brain Dead"... y no me refiero a la de Peter Jackson. Ya hay otros "Brain Deads" por ahí, uno incluso producido por Roger Corman antes que el neozelandés ni tan siquiera se planteara saltar a la dirección de largometrajes, por lo que no debería extrañar a nadie que de pronto, y como si tal cosa, surja otro.
El caso es que este lo firma Kevin S. Tenney, que tras unos años en la sombra después de moderados hits video-cluberos como "Witchboard", "El Sótano" o "La noche de los demonios", decidió volver a primera plana dando a los fans aquello que realmente quieren ver: sangre y tetas (eso si, sieeeeeempre condimentadas con el inevitable humor, que sin ser excesivo, ahí está, molestando).
Un meteorito se estrella en el cabestro de un pescador, y lo convierte en una especie de zombie que irá expandiendo su enfermedad y devorando el cerebro de todo aquel incauto que pille por banda. Fin, no hay más, la puta historia es una mera excusa formato ticket para acumular chicha, todo ello inmortalizado vía vídeo.
Y sí, el gore es brutal y espectacular, las tetas son brutales y espectaculares (ojo con Sarah Grant Brendecke y muy especialmente Cristina Tiberia) y las referencias a "Evil Dead" tan inevitables como en cualquier producto con el sello Tenney... pero, por lo demás, resulta monótona, previsible y, en fin, un coñazo.
Si hubiese sido un corto en el que se acumulara todo el material pernicioso para nuestra cándida alma (los efectos sangrientos son, casi siempre, de factura clásica) le daría un diez... pero tal y como ha quedado, con sus bajones de ritmo y tal, pues la dejaremos en regular.