jueves, 23 de junio de 2011

El puño del dragón

Pues parece que si, que la cadena de TV La 10 le ha dado por hacer un ciclo de artes marciales todos los días a las 15:30. Por lo que se ve lo de La Sexta 3 con Bruce Lee ha puesto al resto de cadenas sobre aviso, las películas de artes marciales se ven y tienen asiduos, así que no hay que desaprovechar la ocasión y arañar unos puntos de audiencia a Salvame o lo que sea que den en Telemierda a esas horas. Después de esta publicidad por la que no cobramos ni un puto €, pasamos a reseñar la película que emitieron ayer, El puño del dragón.

Esta es uno de los cientos (exagerao!!!!) de films que rodó Jackie Chan a las ordenes de Lo "hago pelis como churros con el mismo argumento" Wei. Tantas hizo Chan con Wei que acabo hastiado, y hablando con su manager le dijo, o me buscas nuevas películas que no sean siempre lo mismo o dejo el cine. Bueno no estaba allí mismo en ese momento, pero el propio Chan lo comenta en alguno de los documentales hechos sobre su persona. Transcurre como casi todas las de Wei en la época anterior al comunismo, cuando las escuelas de artes marciales eran el punto neurálgico de un pueblo o una ciudad, y cuando las disputas entre escuelas eran lo mas habitual del mundo.

La historia nos cuenta como Chan viaja con la mujer e hija de su maestro, a vengar la muerte de este tres años atrás a manos del maestro de una escuela rival. Cuando llegan allí, descubren que su antiguo enemigo comprendio su error y admitió la culpa. Para expiar sus pecados decidió cortarse una pierna y hacer un cartel de oro puro con el nombre de la escuela que el mismo derribo. Esto es una gran ofensa, cuando un chino quiere faltar en el honor a otro chino, solo tiene que coger el cartel de su escuela y romperlo en varios trozos, entonces ya hay una rivalidad que ni las familias gitanas. Al ver que el maestro rival es un lisiado y esta arrepentido, la viuda del maestro fallecido decide perdonarle. Chan que llevaba 3 años preparándose para esta pelea no sabe como reaccionar, y es que para el la venganza lo era todo, eso y proteger y mantener a la viuda e hija de su maestro.

Antes de poder regresar a su casa, una banda de mafiosos, envenena a la viuda, y obliga a Chan a que les haga los trabajos sucios en plan matón, que si dale una paliza a este para que nos de sus tierras, que si dale otra paliza a este otro para que no diga nada cuando pasemos con nuestro contrabando de opio por aquí, paliza va y paliza viene. A cambio ellos le irán suministrando unas pastillas que alivian el dolor de la pobre viuda. Chan llegara al limite en el momento en que sus "jefes" maten al hijo pequeño de su antiguo enemigo, entonces ya no querrá seguir peleando, pero por la viuda de su maestro hará lo posible, aunque eso signifique que le den golpes por todos lados y el se mantenga porque no quiere hacer daños a sus antiguos rivales.

Lo que mas me esta sorprendiendo es la calidad de imagen que tienen las películas, yo estas películas las conseguía en original o las grababa de la tele, y ni en los originales la tenia a esta calidad. Por lo demás lo de siempre en estas producciones, peleas buenas y malas, estas ultimas las menos, un argumento megasobado y un Jackie Chan en plena juventud y cuya expresión facial va del "melasuda" al "melasudax2". Otra película mas de artes marciales, si, pero entretenida y bien hecha.