miércoles, 15 de junio de 2011

Victorian Secret Girls of Steampunk

Antartic Press es una editorial de comics estadounidense a la que acabo de conocer por el "comic" que nos ocupa. Miren ustedes la portada, el titulo y que es el numero 1 de la colección. Lo primero que me vino a la mente fue, la empresa de ropa interior femenina Victoria Secret ha sacado un comic donde las muchachas lleven sus diseños. Además ambientado en una época victoria con tecnología avanzada toda manejada con maquinas de vapor (Steampunk) Y parece que tendrá historia, porque es el numero 1. Pues no, y además tampoco. A cuadros me quede al ver que no son mas que ilustraciones de chicas steampunk en las que a la mayoría se les ve la ropa interior. Ok, me gustan los libros de ilustraciones, pero cuando se que lo que compro es eso, no como en este caso. Aunque he de reconocer que el primer error fue mio. Victoria Secret no pinta absolutamente nada aquí. Utilizan a modo de guiño la marca pero ya dejan claro que es Victorian (por la época victoriana) Secret (porque veremos braguitas, sujetadores e incluso cinturones de castidad)

Los dibujos y coloreados no son malos, incluso diría que son bastante buenos para un comic de 24 escasas paginas, pero si los comparamos con cualquier ilustración en los peores días de Luis Royo o Hajime Sorayama, pues no tienen absolutamente nada que hacer. Se ve que los dibujantes de este comic de ilustraciones (Fred Perry, J.L. Anderson, Ben Dunn, Rod Espinosa, Brain Denham y David Hutchison) son mercenarios del comic. Ojo, no se me entienda mal, son dibujantes que hacen su trabajo con fechas de lanzamiento ajustadas, es decir, que no pueden hacer como el Royo o Sorayama ya mencionados, y tirarse un mes con una sola ilustración. Lo dicho no dibujan mal, pero en un libro de ilustraciones yo pido algo mas de detalle, sino esto no deja de ser el típico especial de verano con las heroínas de rigor en bikini y los héroes en shorts marcapaquetes. Afortunadamente los años 90 quedaron atrás.

Pues eso, que no es un comic con historia, y como libro de ilustraciones tampoco es gran cosa, aunque he de reconocer que algunas de las imagenes son muy sugerentes y agradables de ver.