martes, 13 de septiembre de 2011

Punisher: Franken-Castle

Todos aquellos que siguen los comics Marvel, ya sabrán que en uno de los últimos eventos, Reinado Oscuro, Daken, el hijo de Lobezno, enviado por ordenes de Norman Osborn , actual jefe de Hammer, organización que sustituye a Shield, acaba rajando de arriba a abajo al Punisher, dejandolo en pedacitos muy pequeños. Acaban con un personaje mítico a manos de uno de los mas desagradables y para mi, mas simplones y sin sustancia. Fuimos muchos los que nos sentimos "traicionados", Frank no merecía morir de esta manera, pero lo que hicieron luego con el, parecía que seria algo mucho peor.

Los restos del Castigador son cogidos por los morlocks y llevados a la ciudad de los monstruos. Allí en las alcantarillas, Morbious el vampiro, la momia y un hombre pez que no recuerdo como se llama, reviven a Castle a modo de monstruo de Frankestein. Necesitan su ayuda y su estrategia militar para proteger la ciudad de monstruos. En una enorme batalla Franken-Castle, el cual se tiene que tomar unas pastillas cada ciertas horas para no perder el control y dejar paso al monstruo que lleva dentro, es herido de gravedad. La única forma que tienen de mantenerle con vida es metiendo en su pecho, una gema de sangre, una piedra preciosa de gran poder dominada por un demonio extradimensional (toma ya!) Esta gema ira curando a Frank, le ira devolviendo su cuerpo humano y le otorgara una gran fuerza, pero también envenenara su mente llegando a no discernir entre una venganza con sentido y el matar por matar. Todavía siendo Franken-Castle, dará con Daken, y con el tendrá un dialogo, mientras se zurran a base de bien, en el que Remender (el guionista) analiza y despieza (metafórica y literalmente) el personaje del Punisher tal y como se le puede ver en la actualidad y teniendo en cuenta todo su recorrido.

Era lógico que el personaje acabara siendo humano de nuevo, en el universo Marvel es raro que los cambios permanezcan mucho tiempo, y si bien al principio pensaba que este arco argumental iba a ser una porquería, me ha sorprendido gratamente. Ahora volvemos a estar como al principio, solo que gracias a la gema, Castle es ahora algo mas joven y sigue en plena forma. Ya tengo ganas de seguir sus nuevas aventuras.