miércoles, 30 de octubre de 2013

FLASH BACK, VERANO SANGRIENTO

Una niña pequeña observa como un individuo vestido de mujer quita la vida a toda su familia, brutalmente, armado con una hoz, motivo este por el que acaba recluida en una institución mental. Aparentemente recuperada, y aunque aún tiene sueños con lo ocurrido, sale a la calle a rehacer su vida, cuando de pronto el asesino de su familia reaparece de nuevo en su camino.
Slasher” de nacionalidad Alemana,  estúpido y de estética muy colorida y alegre, que obviamente, y probablemente por el total desconocimiento del director de la existencia del género que se atreve a filmar, no se nutre de la formula ochentera, sino de la noventera, siendo deudora, totalmente, de los “Screams” de Wes Craven y Kevin Williamson, de “Se lo que hicistéis el último verano” y demás, tomando sus estructuras, formulas y giros argumentales finales.
Una absoluta porquería con un asesino que no solo es que apenas haga acto de presencia, sino que además, intentando convertirse en un icono germano, de puro exagerado que es resulta ridículo y caricaturesco.
Ya no solo por esos coloridos de comedia adolescentes, sino porque el puto asesino se dedica, también, a matar a los perros que se le cruzan por delante esta puta mierda ya me cae antipática.
Ahora, algún cafre de los que leen esto, se le pondrá gorda, solo porque la bazofia esta tiene buenas dosis de salpicones sangrientos.
Y ¡que coño! La spoileo. Al final el asesino es la protagonista, el travestido solo es producto de su imaginación. Que original.
Una peste que no sirve absolutamente para nada ya que, efectivamente, los “slashers” han de ser aburridos, pero este, además de serlo, y  no por contemporáneo, es que es absolutamente deleznable. Más que un homenaje al género, directamente, se caga en el. Y es que ¿Qué coño sabrá un Alemán? Al lado de esto, cosas como “Tuno Negro” o “School Killer” eran obras maestras. O al menos, más conscientes y honestas.
El alemanito que se dirige esta mierda, con gafitas y cara de bueno,  y que flipó con “Scream” se llama  Michael Karen,  que habiendo hecho un par de películas para cine, esta entre ellas, su carrera se basa en productos televisivos varios. Como un director video-clubero americano, pero de Alemania, lugar donde sus productos televisivos no son muy populares precisamente.
No la vean.

No hay comentarios: