martes, 6 de septiembre de 2011

OJOS SIN CARA

Hay ocasiones en las que uno tiene que hacer... lo que tiene que hacer. Por mucho que le pueda pesar. Cuando encuentras una peli italiana sobre un asesino que basa sus crímenes en tebeos dirigida nada menos que por Bruno Mattei en los funestos años 90... pues oye, toca hacer de tripas corazón y VERLA, a pesar de que sepas de antemano de que va a ser una tortura.
El mentado personaje de viñetas se hace llamar "Doctor Oscuro", lleva una máscara negra, un sombrero y gavardina y su especialidad es masacrar niñeras. Es un "fumetto nero" de gran éxito en su tierra, a pesar de que sirve de inspiración a un asesino real que viste y mata igual. Encima, se ha encaprichado en acosar a la dibujanta y creadora, a quien regala los ojos que arranca a sus víctimas.
Una trama deliciosa y muy "pulp" repleta de nostálgicas miradas a la cultura popular italiana. Por un lado, el inevitable regusto a "giallo" de la obra con el aspecto del asesino y su ritual modo de actuar. Por otro, la referencia a los tebeos de terror y misterio tan propios de allí y que tanto éxito tuvieron en su tiempo, destacando, cómo no, al legendario "Diabolik", también vestido de negro, también asesino y también creado/dibujado por una fémina (en realidad dos). Para mayor escarnio, el primer crimen del film incluye una extracción de ojo muy gráfica y en primerísimo primer plano que, inevitablemente, nos recuerda a los mejores tiempos del espagueti-horror de los 80.
Pero claro, ¿quién has dicho que era el director?, pues Bruno Mattei, que para la ocasión aparca su habitual "Vincent Dawn" y se calza el de "Herik Montgomery". Suya es la culpa de que en el mundo existan películas como "Apocalipsis canibal", "Strike Commando", "Robowar" o la infame "Terminator 2/Shocking Dark", así que poco bueno podemos esperar de este prometedor film. Mediocridad absoluta es la palabra adecuada. Buenas ideas desaprovechadas, tempo pesado y cansino, actores horribilis (destacando entre todos ellos la mujer protagonista, especialmente divertida cuando finge estar histérica o cuando folla) y una notable decepción: la gráfica y sangrienta extracción de ojo era un gancho, ya que solo sale al principio, el resto de la peli está a nivel casi cero en ese sentido. Eso sí, al menos no estamos ante un plagio de nada, lo que ya es raro viniendo de su director.
Una curiosidad: Uno de los personajes tiene su dormitorio plagado de posters de films de horror, concretamente los de "Creepshow", "Los ojos del diablo" (poster italiano) y "Dawn of the dead", peli expoliada por el mismo Mattei en su época (sí, con "Apocalipsis Canibal"). ¿Tres de George A. Romero (la del medio co-dirigida por Dario Argento)?. ¿Era Bruno fan del de Pittsburgh... o no era fan de nada y es puta casualidad?. Misterio.
En España se llama "Ojos sin cara", en italia "Gli occhi dentro", internacionalmente "Madness" y no se sabe ande "Eyes Without a Face".
Solo recomendada a completistas y a gente que se aburra mucho, mucho, mucho, mucho, mucho, mucho y no tenga otra cosa para ver.