viernes, 13 de febrero de 2009

VIERNES 13, PARTE XII

Desde luego, nadie podrá acusarnos de lentitud... acabo de ver la peli de Marcus Nispel, sesión de las 16,10, y aquí tenéis la inevitable reseña, foto incluida.
Cuando se anunció que Michael Bay iba a producir una precuela de "Viernes 13" todos nos asustamos. Y no por tratarse del director de "Transformers" (aunque en este caso se iba a limitar a la producción), sino porque ¡¡¿¿que falta hace una precuela de una saga que comenzó a ser realmente interesante a partir de la segunda parte??!!, ¿tiene sentido un "Viernes 13" sin Jason Voorhees?, ¡¡para nada!!. Al final no ha sido para tanto, porque de precuela NADA, estamos ante una secuela encubierta, estamos ante "Viernes 13, parte 12".
El remake del film de Sean S. Cunningham (que aquí también se mete en la producción) está en los primeros 5 minutos de película. Concretamente, durante los créditos. Una vez asentadas las bases, entramos en el terreno de siempre, de la pura continuación, sin la más mínima diferencia.
Y claro... el dire es Marcus Nispel, el del remake de "La matanza de Texas" que, después de todo, no estaba tan mal. ¿Se nota su mano en esta puesta al día de las desventuras del tipo de la máscara de hockey?... si... en lo estético, porque por lo demás, podría haberla dirigido Danny Steinman (¡poca broma!, que la quinta es una de mis favoritas) y nadie se hubiese enterado.
¿Que quiero decir con esto?, pues que en este nuevo "Viernes 13" tenéis toooooodo lo que ha definido a la saga: Personajes planos, estereotipados e idiotas obsesionados en follar y pillar ciegos. El negro y el asiático que no se comen una rosca, pero se meten mucha dronga. Las tias buenorras que, sí, enseñan las tetazas. El negro, encima, hace chistes sobre los clichés de serlo (otro cliché en si mismo). Los mismos golpes de efecto (el cadaver colgando de nosedonde que cae). El sssh, sssh, aaah, aaah. Diálogos absolutamente gilipollas (os juro que en un momento dado he tenido el espasmo propio de darle al avance rápido del mando a distancia). Secuencias de relleno sin ningún interés. El sheriff que no se entera. Los pueblerinos antipáticos. El susto del perro. TODO, TODO, TODO. Incluso el puto aburrimiento. En una frase: El remake de "Viernes 13" es una mierda, pero es PURO "Viernes 13", y eso MOLA. No es innovadora ni lo intenta (bueno, en UN aspecto, y tampoco mucho). Si queréis un Jason diferente, alquilaros "Jason X", creedme.
No tiene sentido que la gente (sobre todo los fans) vayan a verla esperando MÁS, y tampoco que salgan del cine echando pestes de ella y afirmando que las antiguas eran mejores... y digo que no tiene sentido todo eso, porque estamos ante un "Viernes 13" que sigue a rajatabla los patrones de la saga, no es distinta de la segunda (de hecho es más gore), no es distinta de la tercera (salvo por los 3D)... en lo único que cambia es en su estética, su look moderno... pero la ESENCIA es EXACTAMENTE la MISMA... para bien y para mal. Por todo eso, merece mi aprobación.
Centrándonos en lo que interesa, sí, Jason es la estrella, es molón y los crímenes son lo suficientemente truculentos, destacando el del embarcardero, que puede que sea uno de los más originales de toda la saga. Y el final es el que HA DE SER.
¡Queremos otra!.