lunes, 15 de febrero de 2010

LA BATALLA DEL PORRO

Tras el éxito de LA QUINTA DEL PORRO, Francesc Bellmunt, abandona la franquicia cediendo el testigo de la dirección a Joan Minguell y centrándose en las labores de guión junto a Juanjo Puigcorvé, consiguiendo un año más tarde una secuela notablemente más divertida que su antecesora, pero que sin embargo, en taquilla no funcionó ni la mitad de bien. De hecho los productores querían convertir la cosa en trilogía por lo que anunciaron al final de esta, una continuación: EL PORRO CONTRAATACA, que nunca llegó a filmarse.
Tras salir del encierro del vagón, los quintos son llevados a un pelotón de castigo con el fin de hacerles pagar de alguna manera su intento de deserción. Los altos mandos, no saben que hacer, pero el Capitán Matarraña, cree que estos mozos, tienen un par de cojones y que si se los dejan a su cargo, el los convertirá en súper soldados, por lo que le ceden el pelotón y se los lleva al medio del bosque. Allí les propone un juego. El les deja sueltos en el bosque, y a los que lleguen por su propio pie al acuartelamiento, tendrán tres meses de permiso, pero si el los detiene antes, pasaran la mili más puta que se pueda pasar. Para estar en igualdad de condiciones, pues el es un experto en estos temas, les dejará dos horas de ventaja e irá a por ellos sin ningún tipo de arma.
Si no han visto la película, ustedes, tras leer la sinopsis que les acabo de hacer, pensarán “Vaya, que personaje mas interesante este Capitán Matarraña”. Pues el aliciente está en que este personaje lo interpreta, bajo mi juicio, con mejor fortuna que cualquiera de sus personajes en pelis más gordas y más para lucimiento propio, Paul Naschy, que se para la ocasión se quita el bisoñé y se deja bigotazo, para proporcionarnos un personaje creíble y divertido (olvidémonos de que siempre le doblan). El Capitán Matarraña es un tipo duro, y Naschy, mazado y de imponente físico, pues la verdad queda muy bien. Es una paradoja, el decir que en una comedia ajena al mundo Naschyano, lo mejor sea Paul Naschy, cuando normalmente, en una película más suya, lo peor es el…
Bromas aparte, en LA BATALLA DEL PORRO, dejan los panfletos (pro-militaristas o anti-militaristas, me da lo mismo) a un lado, a favor de la comedia de acción y aunque nos hacemos un lio, porque, aunque los actores en su mayoría no son los mismos que en la anterior película, si que interpretan los mismos papeles, la verdad es que es una película muy divertida, muy recomendable muy superior al su antecesora y no comprendo por qué la otra fue un éxito y esta sin embargo, no la vieron más que los fans de Naschy y con muchos años de diferencia desde el día que se estrenó.
Junto a Naschy, tenemos a Victoria Abril, Pepe Rubianes, Joan Borras (mítico en su papel de taxista y protagonista de EL PRIMER TORERO PORNO),y mas caras, mas o menos conocidas.

No hay comentarios: