lunes, 9 de enero de 2012

DR. JECKYLL Y MS. HYDE

Extraña comedia, que muy de tapadillo pasó por nuestros cines a la mitad de los años 90 y que si es un poco más conocida (no mucho más) es gracias a los video-clubs, cuyas estanterías albergaban, en tan mierdosa época, copias de la película.
Es una de esas comedias que pretenden ser absolutamente desmadradas y enloquecidas, pero que por lo que sea, no solo es que no haga gracia, si no que además cuando hay algún gag resulta patético.
Un descendiente del Dr. Jeckyll, recibe como herencia los cuadernos de notas de tan insigne personaje. Como además es un cientifico que trabaja como inventor de perfumes, y que tiene en contra a toda la empresa para la que trabaja, decide ponerse a chafardear con esos cuadernos, dando con la formula de Mr Hyde, y en teoría, perfecciona la poción que inventó su tatarabuelo. Cuando la prueba, el resultado de esto es que se convierte en una mujer muy atractiva, así que utilizará esas armas para hacerse respetar como cientifico en la empresa.
Es espantosa. Quizás una de las peores películas de los años noventa. Y eso que en el fondo es una comedia valiente… En 1995, año del que data esta película los efectos infográficos ( o C.G.I) no estaban lo suficientemente perfeccionados como para aplicarlos en una película. Pero esta coquetea, y mucho, con ellos. Quizas DR. JECKYLL Y MS. HYDE, sea una película placebo, existente solo para poder probar y ver los resultados de los efectos por ordenador, cosa que dudo, pero diré que en los momentos en los que el prota se transforma en mujer, que en parte son efectos artesanos (le crecen las tetas) y en parte infográficos (le crece el pelo) son de absoluta vergüenza ajena. Verlo para creerlo.
Es más, es que ni alarde de originalidad pueden hacer los artifices de este escremento, puesto que ya existe otra pelicula de la Hammer en plan serio, en la que el Dr. Jeckyll se transformaba en mujer; DR. JECKYLL Y SU HERMANA HYDE.
Lo dicho, que una de las películas más vergonzantes y bochornosas de todos los tiempos. Y eso que es en plan comedia, que se le pueden excusar según que cosas. Pero ni por esas.
Sean Young da vida a Ms. Hyde, mientras un tal Tim Daly, que en su puta casa lo conocerán, interpreta al Jeckyll de marras, paseandose por la pantalla como si fuera el nuevo Steve Martin de las comedias desenfrenadas, dando bastante penita y vergüenza ajena en el proceso. Con ellos, Jeremy Piven haciendo de Jeremy Piven, pero con mas pelo.
Dirige David Price, que además luchó todo lo que pudo y más para que esta produccíon basada en una historia que el mismo escribió (se rompería los cuernos, el hijo de la gran puta…), tuviera luz verde.
Price, cuenta con una carrera cinematografica de mierda, en la cual el título que más destacó fue LOS CHICOS DEL MAIZ 2: EL SACRIFICIO FINAL.
The Shit is in the table.