miércoles, 12 de septiembre de 2012

Next

Si hay algún actor que se ha ganado mi simpatía por su personalidad (o por lo que sabemos de el por lo que se dice en revistas y demás medios de información) es Nicolas Cage. Y es que un tio que llama a su hijo Kal-el, y cuyo apellido artístico proviene de un personaje Marvel, no puede ser mala persona. Si además hace películas a cascoporro, muchas de ellas dentro del género fantástico, y que no pone pegas a aceptar casi cualquier guion (esto tiene que ver con que le debe al fisco de USA unos cuantos milloncejos) pues entonces es que actuar es su vida (o la cárcel) En serio, Cage siempre me ha gustado, y es un buen actor, ahí está su Oscar por Leaving Las Vegas, o si no sois de premios, tenéis su doble actuación en Cara a Cara (donde Travolta también se sale) Así pues, que salga una nueva película protagonizada por Nicolas Cage para mí no es más que motivo de regocijo (y para el bueno de Nicolas menos ceros en su cuenta pendiente) Que la peli luego es un pestiño, pues que se le va hacer, ya hará otras dos ese mismo año que serán mejores. Alguien dijo (y puede que me lo esté inventando) que la calidad del film será proporcional a la calidad de la peluca que luzca Mr. Cage. Habría que revisar las últimas películas del actor, pero con Next esa regla no se cumple (o puede que al menos la confirme, por eso de ser la excepción) Si, desde ahora ya os estoy diciendo que Next me parece una película divertida y para nada un truño, en cambio esa peluca que lleva........

Cris Johnson (Cage) tiene la habilidad de ver dos minutos en el futuro, pero solo lo que le afecte a el mismo. Trabaja de mago en Las Vegas pero como ese curro no está muy bien pagado hace pequeñas apuestas en el casino usando su poder. La seguridad del casino pensando que usa algún tipo de método intenta arrestarle, pero una vez más, usando sus visiones escapara de allí. Mientras todo esto ocurre unos terroristas internacionales están intentando meter al país una bomba nuclear y hacerla estallar en alguna ciudad de los EEUU. La agente del gobierno Callie Ferris (Julianne Moore) está intentando que esto no ocurra y quiere usar a Johnson para que “vea” donde estará la bomba. Como a Cris no le apetece ni lo mas mínimo que le examinen (el mismo cuenta de que crio le hicieron miles de pruebas) toda la película es una persecución de los agentes a Cris y el ver como este escapa en todas las ocasiones. El protagonista además tiene un sueño que cumplir, encontrar a una bella mujer que ha visto en varias de sus visiones pero sin ese límite de dos minutos, ya que la ve en un restaurante a una hora, pero no sabe que día.

El guion es una adaptación del relato corto El hombre Dorado de Philip K. Dick, el cual no he leído así que no se qué diferencias puede haber. Lo que el film explota son esas visiones del protagonista dando lugar a escenas repetidas con diversas variantes y finales distintos. Es simpático el momento en que Cris se presenta a su mujer misteriosa, y todas las técnicas que utiliza para ello, siendo una tras otra rechazada. No nos encontramos ante una película que cambiara nuestras vidas, ya decía al principio que esta es una película para divertirse, y esto lo cumple de sobra. Es una película normalita, del montón, de Nicolas Cage, para mi es más que suficiente. Y ya.