martes, 13 de noviembre de 2012

Redada asesina

Se conoce a esta película por su titulo original, The Raid, más que por el puesto en nuestro país. Y es que bastante antes de que se estrenara, ya nos habían inundado de videos e imágenes, además el boca a oreja también hizo mucha promoción, y quien más o quien menos algo había oído de esta película. Su director es un desconocido, hasta ahora,  Gareth Evans, que afincado en Indonesia, ha rodado ya 4 películas (la última en post-producción y con el mismo protagonista de este film) Antes de verla, ya conocía su argumento, y me habían comentado que tiene ciertos parecidos con Dredd, como aun no he visto la del Juez (si, lo sé, no tengo perdón de dios, pero comprenderme, tengo una hija, pequeña, que no para quieta) pues lo único con lo que la enlazo es que la acción transcurre dentro de un edificio controlado por un jefe mafioso. También tiene parecidos con Asalto a la comisaría del distrito 13, y si seguimos buscando encontraremos más y más películas con un punto de origen similar, pero lo interesante de esta cinta es que si se hubiera titulado “Hondonadas de Hostias”, la definiría perfectamente, porque otra cosa no pero hostias, como panes señores, como panes.

Un edificio de 30 plantas está controlado por un mafioso de mucho cuidado, pero no un mafioso de esos guays con puro en la boca y copa de bourbon en la mano, no, este es de los de camiseta de tirantes sin lavar desde hace días, pelo sucio y enmarañado y muy mala leche. El edificio además de por algún que otro vecino normal (en la película solo se ve a uno y su mujer) los residentes son delincuentes buscados que pagan un dinero por vivir allí bajo la protección del jefe de aquello. Pero una mañana, a primera hora, un grupo de asalto especial, comienza una operación para limpiar el local y acabar con el jefe criminal, ojo que no dicen nada de detenerlo, directamente cargárselo. Entre los agentes esta Rama (Iko Uwais) un joven que esta esperado a ser padre y que tiene una motivación oculta para entrar en el edificio, además de hacer su trabajo. Al poco de entrar son descubiertos por los delincuentes, y la unidad queda drásticamente reducida a su mínima expresión. Los pocos agentes que quedan se las veras y desearan para escapar de allí, ya que todo el edificio está controlado por cámaras, por lo que escapar no será tan fácil como salir por la puerta.

Como veis el argumento es más o menos simplón (con alguna sorpresa que no desvelo), pero es que lo verdaderamente interesante del filme son sus escenas de lucha. Por lo que vi en los extras del DVD, utilizan varias artes marciales siendo el Silat a la que mas uso dan. Este arte marcial es natural de Indonesia, el país productor del filme y donde transcurre la acción. Para que os hagáis una idea, es similar al Muay Thai con codazos y rodillazos por doquier. Con estas técnicas, y las coreografías, veremos peleas bestiales que utilizan el entorno, véase lanzar a un tio por una ventana, golpearlo (repetidas veces) contra la pared o lanzarlo por el hueco de la escalera para que se parta la espalda con la barandilla del piso inferior. Lo dicho, hondonadas de hostias por todos lados. Pero no todo son patadas y codazos, también utilizan armas, al menos al principio, y no se cortan con los tiros a quemarropa en toda la cara en mitad de una pelea a puñetazos. Y para rematarlo todo, vemos la acción sin ningún problema, la cámara se mueve perfectamente para que podamos verlo todo y no perder detalle, miedo me daría que esta película la hubiera firmado Michael Bay. Decir también que el coreógrafo es el actor Yayan Ruhian, que en la película interpreta a Perro loco, para los que la hayáis visto, el tio bajito de pelo largo y muy mala leche. Esta película ha puesto a Evans, en el punto de mira internacional, habrá que esperar con ganas su próximo proyecto. Para acabar un dato que puede que a alguien le llame la atención, a mi no, su banda sonora esta realizada por uno de los integrantes de Linking Park, que por escenas no queda mal pero por otras parece que algún cani este en el parking con el volumen del coche a tope. La peli mola.