viernes, 26 de febrero de 2010

¿POR QUÉ ES MEJOR QUE EL NUEVO FREDDY KRUEGER NO SEA ROBERT ENGLUND?

A medida que se aproxima el estreno del remake de "Pesadilla en Elm Street", no paro de oir un quejido por parte del fandom que ya comienza a crisparme. Llevo semanas planteándome si escribir esto o no, y hoy, hasta la polla ya de leerlo por enésima vez (el quejido, digo) he decidido aporrear el teclado.
¿Por qué es mejor que el nuevo Freddy Krueger NO sea Robert Englund?, por el mismo motivo que Alexandre Aja no incluyó un cameo de Michael Berryman en su versión de "Las colinas tienen ojos", para evitar la familiaridad con la audiencia, ergo la sensación de cachondeo/broma privada, ergo apostar por el miedo y la inquietud antes que por el chascarrillo coleguista. Y bien que hizo. Ese es UNO de los motivos, pero hay otros más obvios.
Muchos parecen haber olvidado -y suelen olvidar- que la función del cine de terror es, eso, dar terror, dar miedo, y que en el "Pesadilla en Elm Street" original Freddy Krueger era una presencia amenazadora, inquietante, terrorífica... ¿por qué?, pues porque, maquillaje, interpretación, garras y etc a un lado, el tipo que lo interpretaba no era un actor famoso, no existía capacidad de familiaridad entre él y el espectador. Cuando eso cambió, Freddy Krueger dejó de dar miedo y se convirtió en la estrella mediática que anunciaba "Pepsi" y salía con los "Fat Boys" en un video-clip. Lo que por un lado era bueno, por otro era malo... esa conversión del de las uñas de acero en un payaso afectaba, obviamente, a las pelis que protagonizaba, cada vez más efectistas y, en el peor de los casos, chorras, horteras y ridículas. La prueba la tenéis en "Freddy vs. Jason", que básicamente era una comedia.
Michael Bay y su equipo imagino que querrían recuperar el tono del film original y parir un Freddy tan oscuro y peligroso como el que interpretó ese actor (casi) desconocido. ¿Solución?, pillar otro que, a niveles de popularidad, estuviera en la misma posición que Robert Englund en 1984. ¿Os imagináis un "Pesadilla en Elm Street 2010" con el lagarto bueno de "V" -y a su edad, otro aspecto a tener en cuenta- dando la nota?... sí, claro, a aquellos que tienen las entregas originales mitificadas y enfocan el terror como algo divertido y risible, les encantaría, pero a los demás, que son mayoría, les resultaría tirando a patético, no pillarían la "broma" y, peor aún, todo haría gala de un amargo tono nostálgico.
Y cuidao!! que a mi me mola Robert Englund. Me gustaba en "V" y me gustaba como Krueger. ¡Joder, incluso tengo un autógrafo suyo de cuando lo cazé por Sitges en 1989 (o 1990, no recuerdo bien)!... pero no soy tan cegato como para darme cuenta de que incluirlo como Freddy en el nuevo "Pesadilla..." sería una gran cagada (o que "Jason Voorhees" es un tio con una máscara de hockey, así que me la suda que tras ella esté Kane Hodder!!!).
Apuesto por un regreso a Elm Steet tan serio, terrorífico e impactante como lo fue la primera de todas... y en ese terreno, el bueno de Roberto ¡SOBRA!.