martes, 9 de marzo de 2010

Crank: High Voltage

Continuación directa de Crank: Veneno en la sangre, y es tan directa que incluso empieza con los planos finales de la primera. Antes de nada, sino has visto la primera AQUÍ tienes la reseña. Ahora ya podemos empezar.

Chelios ha sobrevivido, no solo a dos inyecciones de la droga china que o segregas adrenalina o la palmas, sino también a la caída desde un helicóptero. Una banda de mafiosos chinos recoge a Chelios del asfalto (usando una pala) y lo cargan en una furgoneta. Lo próximo que vera el amigo Chev es como dos cirujanos chinos le quitan el corazón y le implantan uno mecánico. No, no es que sean tan majos que vendan su corazón en el mercado negro pero quieren que siga vivo, no, es que lo mantienen vivo para poder ir despedazandolo poco a poco. Cuando se disponen a extraerle el pene, Chev se rebela y escapa. Claro, por tu corazón no das ni un duro, pero por tu polla te pones hecho un basilisco.

Han pasado 3 meses desde que Chelios desapareció, todo el mundo le ha dado por muerto, así que su novia ahora esta con otro y trabaja en un club de striptease, su medico no puede creerse que siga vivo, aunque tampoco le cuesta mucho hacerse a la nueva situación y otros como el hermano de Mailo (Pedro en Napoleon Dynamite) Venus, ayudan a Chelios para vengar la muerte de su hermano. Si antes era adrenalina lo que Chev necesitaba, ahora es electricidad, el corazón eléctrico que lleva necesita energía sino dejara de funcionar, así que tenemos un despliegue de baterías de coches, altos voltajes y demás electrocuciones que ponen a Chelios a tono.

La película intenta ser mas burra que la anterior, y aunque lo consigue puede que por ello quede mas insulsa. Porque le peguen un tiro en la tetas a una tia y la silicona corra cual cerveza en el octoberfest, no consiguen igualar lo que estaba bien de la primera parte, sino que lo enguarran mas. No se, ya digo que la película es bastante bruta, pero aun así a mi (opinión personal) se me hizo mas sosa que la primera. Puede que fuera el tema novedad, no se, pero esta segunda parte es mas flojita. A todo el conjunto de actores de la anterior película (incluso los que habían muerto, que luego resulta que no y además tampoco) se les une, David Carradine haciendo de viejo chino poseedor del corazón de Statham (en un papel muy breve) y Ling Bai, una actriz asiática con graves problemas de anorexia, y es que da asco ver a la tia, pero asco, asco. Comentar que debía de haber alguna clausula en el contrato de Statham en la que se obliga en la película a recalcar que es ingles y que tiene la polla muy grande, y digo esto porque en el film lo comentan en varias ocasiones.

En fin, no es gran cosa, ver y olvidar, Neveldine y Taylor no se han superado, y aunque dejan abierta la historia a una posible 3ª parte, ya auguro que o sale directa a DVD (en USA) o no sale nunca. Un lastima.

Pd. El homejaje/parodia a las Kaiju-eiga, no se a que leches viene, la verdad.