martes, 28 de julio de 2009

BLOOD MASSACRE

En el irregular documental "Blood, Boobs and Beast" Don Dohler contaba cómo la experiencia en torno a "Blood Massacre" le había empujado a abandonar la realización cinematográfica (y que no retomaría hasta pasados diez años). Por lo visto el film era un encargo de una productora de estas ultra-indies o maxi-backyard (lo que??) en la que el entrañable realizador se alejaba (casi) por completo de temáticas extraterrestres y/o paranormales para enfrentarse a un crudo thriller de horror en el que el gore iba a tener un puesto de honor (y ya sabemos que a Dohler no le pirraba mucho eso de mostrar tripamen, lo hacía únicamente por demandas de mercado). "Blood Massacre" (el título lo deja bien claro) comenzó a rodarse en formato vídeo, pero por alguna inexplicable razón al poco los productores le dijeron que lo preferían en celuloide, cosa esta mas bien nada habitual. Así que, armado con una cámara de 16mm, Donald y su equipo empezaron de nuevo, pariendo una de las películas (al menos de las que yo he podido ver) más estilizadas del cineasta, aparentemente menos cutrexpa (aunque ello se deba en realidad a la falta de efectos especiales más complejos tipo marcianos, ovnis o presencias del mas allá), con más chicha y sin perder por eso el tono semi-casero. Para incrementar la diferencia, el siempre buencha George Stover interpreta aquí al mega-malote de la función.
Una panda de maleantes, después de cometer un asesinato en un video-club (muy adecuado), recalan en una granja habitada por una aparente plácida familia a la que secuestran. Ni que decir que las víctimas no lo son tanto, en realidad se trata de una pandilla de psicópatas caníbales que pronto se volverán contra los intrusos. ¿Que si me he cargado la sorpresa?, ¡para nada!... hay todavía una más y mayor que, esta sí, no desvelaré.
Imagino que Dohler estaría contento con el resultado (como digo, se nota un esfuerzo por conferirle calidad al film, en crear atmósferas a base de colores primarios... de hecho, probablemente sea la peli más entretenida del caballero... puede que junto a "Night Beast") y por ese motivo, cuando no se sabe muy bien por qué, los productores extraviaron el negativo, o lo guardaron a la espera de algo que nunca llegó o... lo que sea (vamos, que el film nunca se estrenó, ni en pantalla grande, ni mediana, ni pequeña, ni minúscula), Don Dohler decidió tirar la toalla muy decepcionado.
Pasaron los años, el tipo volvió a dirigir ("Alien Factor 2: The Alien Rampage"), luego se pasó a la producción con "Timewarp Films" y decidió retomar la idea de base de "Blood Massacre" con "Harvesters" (que he visto y es peor, o al menos tiene menos encanto). Al poco de fallecer Dohler, por fin pudo recuperar el negativo perdido y reeditar la peli, que Troma estrenó en doble sesión junto al mentado "Blood, Boobs and Beast". ¿Lo ven?, una historia con final feliz.